Si algo es conocido Jorge Javier Vázquez es por presentar programa de incalculable valor cultural como “Sálvame”, “Sálvame Deluxe”, “Supervivientes” y aquel “Aquí hay tomate”, por lo tanto su opinión es muy importante en esta sociedad donde la libertad es la palabra más utilizada por todos para justificar las barbaridades que se dicen. Una libertad que parece no ejercer en su programa de por las tardes donde se pixeló una portada donde aparecía una información perjudicial para una compañera, un programa que no habla del pasado de Kiko Hernández y sus negocios, o simplemente no hablan de la pareja de la presentadora Paz Padilla como si hablan de otras parejas de colaboradores como Kiko Matamoros.

Más allá de estas formas de proceder totalmente autoritarias y discriminatorias por parte del programa y del presentador, Jorge Javier pertenece al grupo de “tonti-progres” que son capaces de ir de progresistas pero coincidir con el conservadurismo más rancio existente. Si hace unos días vimos como atacaba a Pablo Iglesias, al que acusaba de tratar como tontos al electorado, no fueron pocas las voces que se alzaron criticándole con la teoría de que si existen tontos es gracias a programas como el que él mismo presenta. Según nos cuentan fuentes cercanas al presentador, desde que Pedro Sánchez llamó en directo a Sálvame Jorge Javier sólo ha visto reforzada su condición de socialista.

No sólo contento con sus legítimas acusaciones al partido morado el presentador de Sálvame ha ido más lejos y ha llevado a cabo un ataque directo al director de “Al Rojo Vivo” de la “Sexta”.

El presentador de Sálvame ataca diciendo que hay que ser muy duro para vivir de “las mierdas y ruindades que se tratan en Al Rojo Vivo”. Estas palabras no las vamos a calificar nosotros mismos, sino que hemos preguntado a varios redactores y ciudadanos de a pie y tres de cada cuatro personas respondían lo siguiente.

Es legítimo la existencia de programas como los que presenta Jorge Javier, son más ligeros de digerir porque te hacen pensar y reflexionar menos que aquellos programas de actualidad socio-política, la diferencia reside en que el primero sirve para dormirse la siesta, mientras que el segundo sirve para poner cara a presuntos y no tan presuntos delincuentes y defraudadores fiscales, en esos programas conocemos quienes gobiernan y como.

Pero sobre todo nos ayuda a pensar, reflexionar y a tener un criterio propio, mientras que Sálvame y esos programas sólo sirven para saber cómo actuar en un mercadillo”.

Jorge Javier, ese que va de progresista, parece haberse marcado los mismos objetivos de críticas que el Ultra conservador Herman Tertsch quien equipara similitudes entre la formación liderada por Iglesias y la Sexta con el auge del Nazismo. El propio “periodista” en su perfil de Twitter publicaba que la relación entre La Sexta y Podemos es tan evidente como la de Goebbels y Stürmer con el auge del nazismo.

Parece que la campaña electoral ya ha empezado y algunas personalidades ya están haciendo campaña, Tertsch defendiendo al Partido Popular y el liberalismo, aunque eso sí “chuparse” más de un millón de euros del Estado por sus tertulias en las televisiones públicas, no está reñido con el liberalismo. Todo tan coherente como la defensa del PSOE por parte de un defensor de los animales como Jorge Javier a pesar que Tordesillas es gobernada por el PSOE y el Toro de la Vega sigue vigente.

Todo muy correcto y coherente.

Sigue la página Podemos
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!