El XX congreso del Partido Comunista de España, celebrado en abril, ha servido para que una de las fuerzas más notables de Izquierda Unida apruebe varias resoluciones como eje de su proyecto político, el cual queda enmarcado en un"proceso Constituyente que suponga una ruptura con la situación económica, social e institucional que ha sustentado al sistema monárquico desde 1978".

Con ese punto de partida, el grupo comunista señala a su vez que esa nueva constitución debe ser la que "reconozca el derecho a la autodeterminación de los pueblos del Estado, que ponga fin al sistema patriarcal, y consolide una democracia real, participativa y directa"; punto que encaja notablemente con el proyecto que ha defendido Podemos desde la campaña del 20D, cuando mantuvieron en todo momento la celebración de un referéndum en Cataluña.

Centrándose en el marco económico de España, tienen claro que existe una "necesidad ineludible de romper con la Unión Europea", puesto que entienden que "tanto la UE como el euro son irreformables dado que se han construido sobre los valores y los principios del capitalismo, y se han construido para servir los intereses del poder económico y financiero".

A la hora de abordar el proceso que llevaría a España a vivir sin el euro, avisan de que sería complicado: "Debemos apostar ineludiblemente por organizar la salida del euro, organizando y construyendo la alternativa, y siendo absolutamente claros con la población sobre la situación y la dificultad del camino", a la vez que proponen una alianza alternativa entre los países del sur de Europa al estilo delALBA (Alianza Bolivariana para los pueblos de nuestra América).

"Es importante dar prioridad a las alianzas con los países más castigados por la deuda y sometidos por la arquitectura la UE, impulsando y coordinando un proyecto de izquierdas y rupturista con otras fuerzas europeas. Es posible fundar una alternativa anticapitalista que traspase el marco de los esta- dos nación sobre la idea de construir una especie de ALBA de los países periféricos de Europa", sentencia antes de dejar claro que otro paso importante sería "salir de la OTAN y democratizar las fuerzas armadas".

Desprivatización

Dentro de las propuestas aprobadas por el PCE se incluye la nacionalización de los pilares más importantes del país. Así, proponen la "desprivatización de los sectores estratégicos de la economía: banca, energía, agua, telecomunicaciones, comunicación y gran distribución de alimentos; y del conjunto de los servicios públicos: educación, sanidad, servicios sociales y demás servicios básicos".

Diferencias con IU

Echando un ojo al programa presentado por Izquierda Unida, queda claro que no aspiran a la salida de la Unión Europea, aunque sí que cargan duramente contra la institución al señalar que ha favorecido las "desigualdades y guerras". En cuanto a la desprivatización, la federación de izquierdas sí menciona la creación de una banca pública a la vez que apuesta por nacionalizar el sector energético.

Todas estas propuestas, fiel reflejo de lo que ha sido la ideología histórica del PCE, pueden tener una mayor importancia respecto a pasadas épocas gracias a la alianza con Podemos, la cual les ha permitido llevar una decena de miembros en las listas de Unidos Podemos para el 26J, lo que a su vez puede suponer una mayor representación en el Congreso.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más