Para disgusto de la fiscalía y, sobre todo, de la Delegación del Gobierno de Madrid, el Juzgado de lo Contencioso 11 de Madrid va a permitir la presencia de las esteladas en la final de la Copa del Rey que se celebra el domingo.

El magistrado ha estimado así el recurso presentado por laAsociación de Abogados El Drets, si bien ha rechazado la pretensión de que la delegado del Gobierno emita una orden a la policía declarando, textualmente, que el artículo 2 de la Ley del Deporte no puede ser aplicada a dicha bandera.

La conclusión del juez llega bajo el argumento de que la estelada en ningún momento incita a la violencia. "En ningún caso ha resultado probado en este momento procesal que la exhibición de la llamada estelada puede incitar a la violencia, el racismo, la xenofobia o cualquier otra forma de discriminación que atente contra la dignidad humana, que como manifestación de una ideología política o creencia no se justifica en qué medida infringe el orden jurídico existente y en qué medida pudiera seguirse perturbación grave de los intereses generales", expresa el juez.

Yendo más allá, cree a su vez que el veto de su utilización iría en contra de la libertad de expresión, ya que se trata de "una mera manifestación de la libertad ideológica y del derecho a difundir libremente los pensamiento, ideas y opiniones mediante la palabra, el escrito o cualquier otro medio de reproducción",tal y como recoge el artículo 20.1 de la Constitución, el cual se aplicaría en detrimento del exhibido por la Delegación del Gobierno, que basada su argumentación en el uso debanderas "que manifiestan un sentimiento o ideología no generan violencia, racismo, xenofobia o intolerancia".

Cuestión de igualdad

Dejando de lado la vertiente legal, el juez afirma que un veto de este tipo coartaría la libertad de pensamiento que ampara un sistema democrático. "El valor del pluralismo político comporta la libertad para pensar, expresarse y participar o no participar en los procesos políticos en condiciones de transparencia e igualdad con los demás actores políticos, y en la medida en que la democracia implica pluralismo, ampara la discrepancia y las formas en las que ésta pueda manifestarse, siempre que esa expresión sea, a su vez, respetuosa con los derechos de los demás",señala.

Todo esto llega en contra de lo expresado por la fiscalía, que considera correcta la decisión tomada por el Gobierno y que por tanto se ha manifestado en contra de conceder la medida cautelarsolicitada.Sea como fuere, el juez ha dejado sin efecto la prohibición acordada por la Delegación del Gobierno. La Copa del Rey tendrá sabor a esteladas.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más