La actual directora del Área de Trasparencia del Área metropolitana de Barcelona asumió el cargo el mismo día en que se abría el plazo para reclamar la prestación económica a que tienen derecho los ex diputados del parlamento catalán, Calvet no tuvo reparo alguno en tramitar dicha prestación aún habiendo sido nombrada directora por la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau.

La ex diputada es además una conocida tertuliana a lo que se debe agregar que también es jurista, por tanto la ex parlamentaria está al corriente de cómo funcionan las leyes, pero aún así, a pesar de tener trabajo tramitó y posteriormente cobró una prestación de 1.938.31 euros dicho trámite podía realizarse entre el 27 de octubre del pasado año y el 27 de enero del año en curso, la ex diputada por ERC fue nombrada en su cargo precisamente el 27 de octubre, sin embargo no retiró su demanda de prestación.

La polémica Ley que permite percibir una compensación económica por haber sido parlamentario se justifica por parte del parlamento catalán como una forma de hacer más viable y llevadera la reinserción de ex diputados o senadores a la vida laboral, esta prestación es totalmente incompatible con cualquier otro tipo de ingreso, tanto privado como público por parte de quien recibe la prestación, por tanto la actual directora Transparencia de Barcelona habría incurrido en un delito.

A nivel nacional todos los medios de comunicación hicieron eco de un total de 64 ex diputados nacionales habían solicitado la prestación al no haber encontrado trabajo, en el caso de los ex diputados nacionales esa prestación asciende a 2.813 euros mensuales y el tiempo por la cual pueden acogerse a ese beneficio tiene relación directa con el tiempo que haya permanecido en el cargo, cabe agregar que los ex parlamentarios no tienen derecho al paro ya que la relación que tienen con el Congreso no es laboral.

El cargo que actualmente ocupa la ex legisladora depende de forma directa del área de presidencia de la AMB, por lo cual el mismo es competencia directa de la alcaldesa Ada Colau, Gemma Calbet asumió el cargo que tiene una remuneración anual de 76.944.22 euros, al acceder al web de transparencia de la AMB, curiosamente no cuenta la fecha exacta en la cual la ex diputada habría ingresado, tan sólo se limita a informar que la misma fue durante el mes de noviembre del 2015.

Hasta el momento ninguno de los grupos de la oposición han presentado un pedido de informes ni tampoco han exigido a la ex diputada el reingreso de los 1.938.31 euros que percibió de forma irregular, tampoco se contempla por parte de Ada Colau un pedido de renuncia a un cargo que en teoría debería tener la obligación de brindar la mayor transparencia posible.

Ni le ha solicitado que reingrese ese cobro indebido.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!