Los españoles estamos en la cuenta atrás de cara a la formación de un nuevo Gobierno que lleve a España al cambio. Eso es lo que el líder socialista está decidido a conseguir con el apoyo de las dos fuerzas políticas: Ciudadanos y Podemos; por eso Sánchez aboga por la unidad.Candidato de Ciudadanos sobrepasa la ilegalidad al atacar a mujeres y niños

Estamos en la semana en que va a comenzar el diálogo a tres: PSOE-Ciudadanos-Podemos. Son tres fuerzas políticas dispuestas a hacer de España un país renovado. La pretensión de Sánchez es la búsqueda de puntos en común y la toma de decisiones definitivas, pues el PSOE está decidido a acabar con el Ejecutivo de Rajoy y evitar la convocatoria de nuevas Elecciones próximamente.

Y todo esto tiene un límite temporal:en el 23-24 de abril, teniendo en cuenta que para esa fecha tendremos conocimiento de si habrá comicios o se creará un pacto para definir un Ejecutivo que tanto precisa España. Sánchez se muestra optimista pues, aunque el cambio se perfila complejo, para él es posible un Gobierno de cambio antes de tener que convocar nuevas elecciones.

El líder socialista plantea seguir negociando con los mismos principios que han estado presentes en los 104 días que han transcurrido desde el 20 de diciembre. Estos principios son: fiabilidad, coherencia, capacidad de negociación e interlocución, todos ellos junto a los propios valores socialistas.

La intervención de Pedro Sanchez ante el Comité Federal ha sido brillante.

En dicha intervención ha comenzado remarcando una fecha: el 2 de mayo. Para entonces sí que se sabrá con seguridad si España va a contar con el ansiado Gobierno de cambio o si vamos a tener que acudir de nuevo los españoles a las urnas.

Sánchez está decidido a acabar con los cuatro años de gobierno de Mariano Rajoy, cuatro años marcados no precisamente por su buen hacer: subida de impuestos para la clase media y trabajadora, recorte de las políticas relacionadas con el Estado de Bienestar, aumento de la deuda política en España a la par que ha bajado el nivel de vida de la clase media y trabajadora con el consiguiente índice de desigualdad en la historia de la democracia, teniendo en cuenta que España es el segundo país de la Unión Europea en lo que a desigualdad social se refiere.

Además el PSOE siempre ha tachado al PP por ser un partido sumido en la corrupción. Y en cuanto a los datos del déficit público Rajoy también ha mentido.

En su intervención Pedro Sanchez ha destacado varias fechas clave:

  • 28 de diciembre de 2015: PSOE tuvo un Comité Federal en el que se expresaba el ferviente deseo de plantear un gobierno de cambio, progresista.
  • 2 defebrero:el PSOE aceptó la encomienda del Jefe de Estado con el fin de desbloquear la situación en que el PP junto a su líder ha llevado a España a la situación tan desfavorable en que nos encontramos.
  • 24 de febrero:el Partido Socialista firmó un acuerdo histórico con Ciudadanos.
  • 1 de marzo: la investidura a la presidencia del Gobierno.
  • 15 de marzo:la reunión que tuvo Sánchez, con el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont.

En definitiva, España necesita un cambio, y el PSOE es la única fuerza capaz de lograrlo porque cuenta con un gran proyecto y porque destaca su gran capacidad para negociar.

Sánchez está decidido a lograr un gobierno no partidista, que sea plural, parlamentario y progresista que luche contra la desigualdad, la corrupción y el enfrentamiento entre territorios. Pedro Sánchez prepara una última oportunidad

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!