En 1992 cuando La Legión partió a Bosnia la novedad de las misiones internacionales para las Fuerzas Armadas electrizaba a la sociedad y daba a los Ejércitos de España una razón de ser activa y vigorosa que se convertía en un empuje modernizador.

La opinión publica y los medios de comunicación se volcaban en la labor de "los nuestros" en la misión y en aquellos primeros meses no había día en que periódicos, televisiones y programas de radio no abriesen sus emisiones con las novedades de las tropas españolas operando en el exterior.

A 23 años de esa misión las misiones internacionales de las FAS son el pan nuestro de cada día en ellas, se acometen con normalidad en los ejércitos, sin apenas impacto en la opinión pública, con una cobertura mediática discreta e incluso entran en la indiferencia social no por desinterés sino porque la participación internacional de las FAS en misiones internacionales es considerado algo normal por la opinión pública, quizás benditamente normal.

Y esta normalidad nos lleva a olvidar una serie de factores interesantes como que fue en 1991 la Brigada Paracaidista, BRIPAC, la que inauguró las misiones internacionales del Ejercito de Tierra en el Kurdistán Iraquí, aunque observadores militares españoles y bajo bandera de NNUU ya se habían desplegado en Angola, Nicaragua y el Salvador desde el 89 y la Armada había enviado buques al Golfo Pérsico desde el 90.

Y coincidiendo con que es ahora la BRIPAC la encargada de constituir y mandar el contingente en el Líbano se cumplen 25 años de esa primera misión en el Kurdistán que aunque algo oscurecida por el relumbrón de la operación en Bosnia fue la primera operación exterior en que una unidad del ET participaba como tal.

Contingente a Líbano

El formado en base a la I Bandera Paracaidista "Róger de Flor", mas apoyos de otras formaciones del ET, es el 25º contingente que España manda al Líbano y tiene una misión análoga a la de los contingentes que les precedieron como es vigilar el cese de hostilidades, apoyo y coordinación con las Fuerzas Armadas Libanesas, asegurar el apoyo humanitario a la población civil y apoyar al gobierno legítimo del Líbano en el control de las fronteras e impedir el paso de personas y material no autorizado.

La misión parece clara pero las complicadas burocracias y normas de enfrentamiento de NNUU han frenado en mucho la eficacia concreta de esta misión como han experimentado los múltiples contingentes internacionales desplegados.

Contingentes que llegan de todas partes del mundo, como muestra en la misma agrupación española se integrará una compañía serbia y otra del Salvador, que vestirá el uniforme español pero con bandera salvadoreña, y en el estado mayor y con mando directo de las tropas se han integrado oficiales de Brasil y México.

En total 650 efectivos que tuvieron su despedida en la Base "Príncipe" de la BRIPAC cerca de la localidad de Paracuellos del Jarama.

En la despedida hubo un especial recuerdo para la misión acometida en el Kurdistán hace 25 años.

Recordando Operación Alfa-Kilo

En la sociedad española del siglo XXI es difícil encontrar gente que recuerde la intervención de ayuda a los kurdos del año 91 pero esta misión fue un autentico test primigenio de prueba de la capacidad de las FAS para operar en un entorno internacional y en cooperación con aliados. Pese a la bisoñez en estas operaciones y la novedad el éxito fue completo y ya anticipaba la "forma española" de operar: ganarse a la población civil, trato y comportamiento ejemplar y huir del gatillo fácil de otros ejércitos.

Hace ya 25 años de esta novedosa primera misión las que se realizan actualmente entran dentro de la completa naturalidad.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!