En los momentos políticos actuales son varios los partidos políticos los que parecen no titubear en autodefinirse como los verdaderos demócratas, el Partido Popular, así como sus acólitos, son los que más veces a lo largo de la pasada campaña utilizaron la autodefinición de demócratas y de dictadores hacia otro partido, pero sus actuaciones están diciendo que engañan en su argumento.

La semana pasada pudimos consultar determinadas fuentes que nos aseguraban que hasta seis partidos estaban pidiendo explicaciones al Ministro Catalá por su protección a los acusados de crímenes durante la época franquista.

Los encargados de representar a estos seis partidos ofrecieron una rueda de prensa donde exigieron explicaciones al Ministro de Justicia por no haber contestado a la comisión rogatoria. Mikel Legarda, que fue el representante de del PNV fue más lejos todavía y acusó directamente al gobierno de “proteger” a todos los que están imputados por haber cometido estos delitos contra la humanidad durante el mandato de Franco.

Tanto Podemos, Izquierda Unida/Unidad Popular, ERC y Compromís entre otros han mostrado su propuesta de que el Ministro de Justicia comparezca para explicar el motivo por el que todavía no ha dado permiso para que se interrogue a los acusados de cometer crímenes contra la humanidad en el Régimen de Franco. La causa abierta por la jueza argentina María Servini ha estado sufriendo impedimentos y trabas desde el inicio de la misma como se pudo ver en un reportaje retransmitido en “El Intermedio”.

Esta actitud encubridora y totalmente opuesta a la actitud esclarecedora que debería tener un gobierno demócrata sólo hace que la marca España esté manchada por su nefasta gestión y maltrato a las víctimas del dictador.

Esa es la idea global que los representantes de los partidos, que están pidiendo la explicación del Ministro, creen que se está transmitiendo al mundo.

Hay que recordar que en el reportaje sobre víctimas del franquismo hecho en “El Intermedio” donde pudimos conocer de primera mano el caso de Ascensión Mendieta y su lucha, se mostraron unos datos demoledores y que dejaban a España en un mal lugar. España es el segundo país con más desaparecidos tras Camboya, algo que internacionalmente no deja a España a la altura de las grandes democracias europeas.

En el mismo reportaje se pudo ver como representantes del Partido Popular mostraban una actitud de no querer resolver el problema y otros que decían que ya estaba resuelto ese problema, actitud que sólo sirvió para mostrar a España y al mundo entero quienes son los que se están oponiendo a la solución del problema y quienes desamparan a las víctimas.

Sigue la página Podemos
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!