Hoy hemos podido saber que la Fiscalía está acusando al Gobierno de Feijóo de nada más y nada menos que de homicidio por el retraso en la entrega de los fármacos para tratar la hepatitis C, la excusa puesta eran “razones presupuestarias, excusas que parecen no convencer a la Fiscalía.

       En este caso ha sido el propio ministerio público quien parece ver presuntamente una prevaricación de dos altos cargos de la Xunta de Galicia. Presuntamente estos dos altos cargos del Gobierno de Feijóo habrían infringido las instrucciones dadas de pagar el tratamiento a todos aquellos enfermos de elevada gravedad. Según las fuentes consultadas para este caso en concreto nos han informado de que la denuncia que se está llevando a cabo incluye al menos seis historiales médicos de unos pacientes que no consiguieron recibir el tratamiento a tiempo y como consecuencia de ello murieron.

Anuncios
Anuncios

Es algo que suscitó mucha convulsión social puesto que como se ha podido saber eran pacientes que reunían todos los requisitos para recibir los medicamentos.

       Como contrapeso y siempre gracias a los profesionales de la Sanidad Pública en la denuncia se puede conocer el ejemplo de un hombre cuyo médico se dirigió por escrito directamente a la exconsejera de Sanidad  para lograr el tratamiento. En este ejemplo se pudo constató que recibir el tratamiento a tiempo, en este caso gracias a la insistencia de su médico que se saltó todo el procedimiento habitual, el paciente  consiguió salvarse.

      Cuando hablamos de Sanidad Pública y Partido Popular en la misma frase nunca son términos que van a ir en buena armonía.

Feijóo (Presidente de la Xunta de Galicia).
Feijóo (Presidente de la Xunta de Galicia).

Si hoy se da a conocer la dejadez de la Sanidad por parte de la Xunta, en otras comunidades no ha sido menos.

       En la Comunidad de Madrid se ha llevado a cabo la mayor privatización de ésta. Con firmas de acuerdos para que empresas privadas sean las encargadas de dirigir algunos servicios externalizados se ha buscado hacer negocio de una institución tan delicada como la sanidad. En el caso de Castilla-La Mancha con la llegada de María Dolores de Cospedal se llevó a cabo también un proceso de privatización de la Sanidad  Pública totalmente carroñero y dañino, es más hace poco pudimos saber que la propia ex presidenta desvió varios millones de euros para la  construcción del hospital de Toledo a anuncios publicitarios. Imaginamos que es prioritario la publicidad de su Gobierno a la finalización de la construcción de un hospital.

Haz clic para leer más y mira el vídeo