No pretendemos ser moralistas, pero sí realistas. Cada día que pasa sin que exista un Gobierno, los diputados nos están costando mucho dinero por no hacer “relativamente nada”. No vamos a criticar lo que todos sabemos, la labor del diputado es amplia y muchas veces difícil. Nuestros diputados han pasado estos cuatro meses desde las Elecciones sin tomar una decisión que mueva de una vez por todas, el estancamiento gubernamental en el que está sumida España.

Anuncios
Anuncios

PSOE y Ciudadanos han sido los únicos que consiguieron llegar a un acuerdo y, al menos, firmaron un pacto con medidas esenciales que tendrían que llevar a cabo en caso de que encontrasen a otro partido que les apoyase para formar gobierno. No ha sido así hasta la fecha. Ni PP ni Podemos han llegado a ningún acuerdo con las formaciones de centro-izquierda para arrancar de una vez por todas la XI legislatura, pero eso sí, nada les ha impedido cobrar.

Anuncios

¿Qué les dirían sus jefes si se presentan en su trabajo y les dicen que van a calentar el asiento pero que, por el momento, no se van a poner de acuerdo con su compañero y no van a sacar el trabajo adelante? Tal y como están hoy las cosas, lo más seguro que usted aclarase sus asuntos profesionales con la mesa H de la oficina del INEM, pero en el Congreso no.

Cada diputado cobra al mes 2.813 euros brutos, a los que debemos añadir una dieta de 870 € mensuales para los diputados que residan en Madrid y 1.823 € para los que residan en otra comunidad autónoma aunque vivan en Madrid, que no es lo mismo.  Es decir, los diputados de Madrid cobrarían 3.684 € mensuales y el resto 4.637 € brutos.

A estos, hay que añadirles los que tienen cargos en la Mesa del Congreso, que pueden llegar a cobrar hasta 3.327 € en complementos salariales y el Presidente del Congreso que nuevamente si es de Madrid cobraría 12.805 euros y si es de otra provincia 13.758 €.

Con estos sueldos, como se suele decir, “por vergüenza torera”, tendrían que haber tomado decisiones que beneficiasen a España, ya que ahora mismo los únicos beneficiados son los que mantienen su cargo y sin hacer prácticamente nada útil, cobran sin ningún pudor.

Esperemos que esto cambie en los próximos días y no se tengan que celebrar unas nuevas elecciones con todo el gasto económico que ello supone.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más