El PP y el PSOE eran los dos únicos partidos con posibilidades reales de formar Gobierno. El candidato del PP y presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, ni siquiera se sometió a la investidura cuando el Rey así se lo pidió por no contar con los apoyos suficientes y no querer desgastarse. Por su parte, Pedro Sánchez, el líder del PSOE, ha fracaso en su intento de alcanzar una mayoría suficiente para formar Gobierno. Contaba con el apoyo de Ciudadanos, pero no logró convencer a nadie más y, por tanto, no contaba con el número de escaños suficientes para salir investido presidente. Y es que Podemos y el resto de grupos de izquieras no quisieron aprobar un Gobierno formado con Ciudadanos.

Ayer ofrecieron a Pedro Sánchez la última e conformar un Ejecutivo de izquieras, pero tampoco salió adelante.

Por tanto, España está destinada a nuevas Elecciones. Elplazo para la investidura termina el 2 de mayo y, automáticamente, el Rey firmará la convocatoria de comicios el 3 de mayo. Serán el próximo 26 de junio.

Teniendo en cuenta el fracaso de los partidos políticos de alcanzar mayorías suficientes para elegir un presidente del Gobierno, el Rey Felipe VI les ha pedido que limiten los gastos de las campañas electorales. En concreto, pidió a los distintos grupos que acudieron a La Zarzuela a entrevistarse con él que hicieran una campaña austera.

En principio, ningún partido cambiará el cantidado a presidente del Gobierno: por el PP se presentará Mariano Rajoy; por el PSOE, Pedró Sánchez; por Podemos, Pablo Iglesias y por Ciudadanos, Albert Rivera.

Sin cambios en los candidatos y sin grandes sorpresas esperables. De hecho, las distintas encuestas publicadas en los medios de comunicación sobre la intención de voto muestran pocos o ningún cambio en las mayorías que saldrán de las urnas. Es lo que más temor causa, puesto que España se podría enfrentar a un bloqueo político de más de seis meses.

En la prensa internacional, la inestabilidad política de España está en las primeras páginasy ocupa análisis y artículos de opinión que alertan del riesgo que supone que uno de los países más importantes de la Zona Euro no tenga un Gobierno estable. Y es que seis meses sin presidente del Gobierno implican que España queda con una agenda internacional lo más reducida posible y sin capacidad de adoptar leyes o hacer improtantes reformas.

Además, en el aspecto económico, despierta recelos entre los inversores, que no saben cómo cambiarán las leyes en España ni cuándo tendrá un presidenteque dé garantías y credibilidad.

El presidente del Congreso de los Diputados, el socialista Patxi López, ha reconocido que es un fracaso de los grupos políticos. Después de entrevistarse con el Rey, ha afirmado que el monarca cree que "no ha sido un bloqueo institucional, sino político". No se trata de un fallo del sistema democrático español, porque "funciona con absoluta normalidad".

La indiferencia hacia los refugiados, la peor catástrofe desde la posguerra

Evo Morales recomienda al Papa Francisco tomar coca "para vivir más"

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!