En la sede del PSOE, empiezan a preocuparse. Y es que tras haber realizado un visible esfuerzo implicándose durante estos meses de intensas negociaciones entre las distintas fuerzas políticas, para intentar llegar a un posible acuerdo para formar un gobierno que permitiera desbloquear la actual situación, como consecuencia de la aritmética electoral que dejaron las pasadas elecciones del 20D, ven como el desgaste producido, puede pasarle una cara factura. La última encuesta efectuada la primera semana de este mes de abril, revela que la alianza estatal entre las formaciones de Podemos e Izquierda Unida, tendría mayor intención de voto de cara a las cada vez más probables nuevas próximas elecciones generales del mes de junio.

Por poco, menos de un punto, los socialistas se verían por primera vez, desbancados de la segunda posición como partido más votado. Y aunque estos datos son sólo una encuesta, y aún queda evidentemente mucho camino por recorrer hasta el día de la cita electoral de producirse esta, es un aviso de cómo las cosas pueden complicarse para el PSOE. Sería la sentencia definitiva del ocaso del bipartidismo en nuestro país. Además, Pablos Iglesias y los suyos pueden estar contentos, porque a día de hoy, se quedarían cerca del Partido Popular.

Tan sólo a 9 puntos. Una situación impensable hace tan sólo un par de años, cuando el proyecto de Podemos era considerado por muchos una mera quimera política. Pedro Sánchez tiene además, problemas de liderazgo internos en su propio partido. Con la presidenta de la Junta de Andalucía y los socialistas andaluces, Susana Díaz, cada vez mejor valorada por su propia militancia. Y que es un hecho, que tiene aspiraciones a ser la próxima secretaria general de PSOE.

El PP seguiría, a pesar de todos los escándalos y problemas de corrupción que le acechan, la primera fuerza política del país.

¿Piensas perderte estas noticias?
Pincha en el botón de abajo para mantenerte actualizado sobre las noticias que no te puedes perder, tan pronto como ocurran.
Podemos Izquierda Unida

Pero su situación para lograr un gobierno se complicaría, ya que dependerían absolutamente de los resultados electorales que obtendría el otro bloque emergente, y cada vez más valorado por la sociedad: Ciudadanos. El estudio de Metroscopia muestra a las claras la tendencia: la formación de dos grandes bloques ideológicos: Centro-izquierda, donde se situarían Podemos-IU y el PSOE, ya que sin éstos últimos no podría formar gobierno alguno. Y el Centro-Derecha, donde estarían PP y Ciudadanos. Así las cosas, parece que pasamos del antiguo bipartidismo al nuevo, sólo que multipolar. Con más actores políticos en juego.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más