Junio será un mes marcado por las prisas de unas elecciones no programadas, un año políticamente menos atípico que este, el presidente votado en diciembre, debería haber llevado 5 meses en funciones.

Este martes, 2 de mayo, se disolverán las cortes, un día después se hará la convocatoria oficial de las nuevas elecciones, según lo establecido por la Constitución española. Solo con 10 días contarán los partidos políticos para formar y presentar coaliciones, el plazo expira el 13 de mayo. Si Podemos e Izquierda Unida llegaran a un acuerdo, este sería el día para anunciarlo con bombos y platillos.

¿Por qué se espera un pacto entre ambas fuerzas?

En primer lugar, por la imposibilidad de aunar ideas y acercar posturas. En un segundo plano, pero no menos importante, los números se muestran favorables para una “hermandad” entre ambos partidos de izquierda. En las elecciones del 20 de diciembre, entre Podemos e IU sumaron algo más de 6 millones de sufragios, algo así como unos 600 mil votos más que PSOE. Pero como en el fútbol, las buenas intenciones no cuentan, las agrupaciones deben concretar cambios.

El artículo 186 de la Ley Electoral prevé que, del 18 al 23 de mayo se presenten las candidaturas. El reloj comenzará a correr el primer minuto del viernes 10 de junio. Algunas voces de especial importancia, como la del Rey Felipe VI, ya se han alzado solicitando que la campaña sea austera y no agobie a los ciudadanos.

Las elecciones generales se celebrarán el domingo 26 de junio. Un día antes, como es costumbre, la jornada de reflexión. Quienes prefieran el voto por correo, tienen tiempo hasta el 16 de junio para solicitarlo. El 22 será el último día para enviarlo. El nuevo Congreso y el Senado deberían estar conformados el 20 de julio.

¿Cuánto costarán las próximas elecciones?

Los comicios del pasado 20 de diciembre tuvieron un coste apenas superior a los 130 millones de euros. Las siguientes, aumentaran las partidas debido a las subvenciones que las fuerzas políticas reciben por los votos recibidos y escaños logrados. En los costes de la organización se incluyen las fuerzas de seguridad, la impresión de las papeletas y el envío y demás gestiones llevadas a cabo por Correos.

Por cada escaño a los partidos le corresponden cerca de 21 mil euros y 0,81 céntimos por cada voto recibido. A su vez, cada partido percibe unos 21 euros por parlamentario y unos 0,32 céntimos por voto obtenido.

El Partido Popular recibirá cerca de 8,5 millones de euros por los votos y los 123 diputados. El PSOE, en cambio, recibirá unos 6,5 millones de euros.

Por otro lado, Podemos no llega a los 3,5 millones euros entre los votos y los escaños logrados, aunque a ese importe se le suman los obtenidos por las alianzas en Cataluña, Galicia y la Comunidad Valenciana.

Ciudadanos, entre los votos y los escaños en el Congreso, se hará con algo más de 3,5 millones de euros. La suma de las 4 fuerzas políticas que el pasado 20 D resultaron las más elegidas por los ciudadanos es de 25,9 millones de euros.

Sigue la página Podemos
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!