La famosa e irrespetuosa oración Mare Nostra no ha sentado nada bien a millones de españoles que han visto como se les desprestigiaban sus creencias.

Por ello la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, se disculpó públicamente este pasado viernes con todas aquellas personas que se sintieron ofendidas con el poema ‘Mare Nostra’, en el que se hace una reivindicación feminista que imita al Padre nuestro y que fue recitado por Dolors Miquel en una actuación en el consistorio.

Colau respondió por escrito a la carta que se publicó por Margarita Mauri, M. Carbonell, Eugeni Gay, Eduard Ibáñez, Carlos Losada, Josep Miró i Ardévol, Jordi López Camps, Francesc Torralba, David Jou, Nuria Sastre y Eudald Vendrell.

La alcaldesa de Barcelona escribió abiertamente que pide disculpas a todas las personas que sintieron que la recitación del poema fue ofensiva para sus valores y creencias.

La carta fue enviada antes de que el juez decidiera no admitir a trámite la querella que se presentó por la Asociación Española de Abogados Cristianos, una institución privada que no tiene reconocimiento canónico, según informaron fuentes eclesiásticas.

Asimismo, en la carta la alcaldesa escribió: “Nunca hubo la intención de ofensa hacia los sentimientos de la comunidad religiosa y católica”, además de que agradeció que se le “haya comunicado de forma tranquila, constructiva y dialogante a través de su carta”.

¡No te pierdas las últimas noticias!
Haz clic en el tema que más te interese y te mantendremos al corriente con aquellas noticias que no debes perderte.
Podemos

Colau también escribió: “Considero que esta ciudad fue construida con los valores de diálogo, con respeto y libertad de creencias, por lo que es de interés del Ayuntamiento y para mí como alcaldesa, para ocuparnos de cualquier persona que se considere vulnerable u ofendida religiosamente. Vivimos en una ciudad llena de diversidad, en la que se expresan todas las manifestaciones de la religión, cosa que no siempre es fácil, como institución, tenemos que encontrar un punto medio en dónde todas las actividades se hagan de forma institucional”.

De esta forma, Ada Colau se hizo responsable del compromiso que hay por “el respeto a todos los sentimientos de las personas religiosas de todas las comunidades que hay dentro de Barcelona”.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más