El líder del PP y presidente en funciones, Mariano Rajoy, anunció el pasado viernes durante la clausura de la convención de Educación en Zaragoza que será obligatorio acreditar el nivel B2 en cualquier lengua extranjera para la obtención del título de grado universitario.

Según fuentes del Mundo, la medida pretende que en 2026 todos los estudiantes universitarios alcancen un buen conocimiento de inglés, un B2, el equivalente al First Certificate de la Universidad de Cambridge. La implantación de esta nueva iniciativa ya es una realidad en universidades de la comunidad catalana y en algunas de Madrid, Baleares, Comunidad Valenciana y Cantabria.

Otras, como la Universidad de Sevilla o la de Zaragoza, tan solo exigen un B1 para la obtención del grado universitario. Para ello, según el presidente, será necesario un programa de formación en lengua inglesa para los docentes, con el fin de alcanzar un sistema bilingüe que acreciente la inserción de los jóvenes en mercado laboral. 

A su vez, durante su intervención, también anunció medidas en el plano de la informática y la educación. La implantación de proyectos referentes a tecnología educativa y la gratuidad de la mochila digital para todos los alumnos de la enseñanza obligatoria y Bachillerato son las bases con las que el PP pretende acercar posturas con el resto de partidos. 

El acoso escolar y las becas también tuvieron su presencia en el discurso del presidente. Rajoy prometió la puesta en marcha de un teléfono de ayuda para la víctimas de acoso para el próximo curso con el fin de erradicar o reducir el alto porcentaje de jóvenes que sufre maltratos en el aula.

Vídeos destacados del día

Sumado a ello, el tema candente, el programa de becas universitarias y escolares también fue un punto a destacar, en el que el líder del PP insistió en que nadie se va a quedar sin estudiar por razones económicas, ya que considera la retribución a los estudios una inversión más que un gasto.

Este plan de reforma educativa ha chocado con las opiniones de los ciudadanos. Diversos medios de comunicación han dado cuenta de que el presidente no mencionó el tema de los recortes en educación pública habido en los últimos años de la legislatura de su partido. Añadido a ello, los elevados costes de las tasas universitarias  o las reválidas tampoco fueron temas eludidos por Rajoy.