Después de semanas de batallas internas, Podemos ha llegado a la conclusión de que la única manera para intentar hacer el 'sorpasso' al PSOE si hay elecciones anticipadas es impulsar un pacto con Izquierda Unida (IU) a nivel estatal. Fuentes del partido ven imprescindible la unión para crear un "frente de izquierdas". Y que ya no está justificado el argumento de la "transversalidad" que habían esgrimido hasta el 20-D. En este sentido, se está ultimando la fórmula de una coalición electoral a nivel estatal.

Hace semanas que Pablo Iglesias mantiene contactos con el portavoz de IU en el Congreso, Alberto Garzón, para diseñar la estrategia. Un sector del partido morado se mostraba radicalmente en contra, pero en los últimos días han cedido para aceptar la confluencia. No está claro todavía como será la suma ni cuál será el nombre con el que se presentarán a nivel estatal, pero sí hay una voluntad conjunta de sumar fuerzas y no hacerlo a nivel territorial, como esgrimieron hasta el 20 -D.

Tres semanas para cerrar las listas

El tiempo corre contrarreloj.

Tras la convocatoria automática de elecciones anticipadas, que se prevé que se publique en el BOE el 3 de mayo (si no hay un acuerdo de última hora), sólo habrá diez días para registrar el Ministerio del Interior las coaliciones electorales. En sólo tres semanas hay que cerrar el nombre con el que se presentarán el 26-J y también diseñar las listas. Fuentes del partido han señalado que no será necesario volver a hacer primarias, que son partidarios de repetir las mismas listas y hacer uso del mandato de las bases para incluir en estas listas nuevos candidatos, en este caso de IU.

¿Piensas perderte estas noticias?
Pincha en el botón de abajo para mantenerte actualizado sobre las noticias que no te puedes perder, tan pronto como ocurran.
Podemos

Con todo, apuntan a que habría que hacer una consulta sobre la coalición electoral.

Una reivindicación clara de Garzón es tener un lugar destacado por Madrid en las listas. La tercera posición, por ejemplo. Unos flecos que ambas formaciones todavía tienen que cerrar. Fuentes de la dirección han asegurado que el lugar de Íñigo Errejón es intocable. Su sector es el que se ha mostrado más disconforme con una confluencia, esgrimiendo que sumando por la izquierda el partido podría perder hasta dos millones por la derecha.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más