Cuando en 1966 llegaron a España los primeros helicópteros militares procedentes de EEUU, seis modelos Bell UH-1H Iroquois, la base que debería albergarlos no estaba terminada y ni siquiera contaba con un hangar para albergar las nuevas máquinas, esta base como tal no era sino un descampado a las afueras de la localidad de Dehesa de San Pedro.

Incluso el general jefe responsable de armamento y material en aquella época pregunto extrañado porque siempre había un soldado junto a los helicópteros, la respuesta:"Está de plantón mi general, para espantar a las vacas y que novengan a cargarse tan valioso material".

Pues si, por que las vacas de los rebaños de la zona usaban las máquinas para frotarse y quitarse los parásitos del lomo, horrorizado el general en cuestión ordenó y consiguió que de inmediato un regimiento de ingenieros cercano aportase una serie de rollos de alambrada para proteger a los helicópteros del peligro vacuno, alambrada que había sido pedida hace ya meses por conducto reglamentario pero por burocracia absurda, o pobreza, no había sido entregada aún.

Esta anécdota viene a de mostrar la asombrosa evolución que ha experimentado las unidades de helicópteros, los Ejércitos de España y la misma sociedad española desde aquellos años entre cutres, mediocres y de atraso en que ni siquiera se disponía de alambrada de espino para proteger"esos aviones que aterrizan de pie"de las atenciones del ganado vacuno.

A 50 años de aquella anécdota las Fuerzas Aeromóviles del Ejército de Tierra, FAMET, son una de las más modernas, experimentadas, tecnológicas, experimentadas, eficientes y capaces de las Fuerzas Armadas.

50 años de operaciones

Desde esa llegada en 1966 las operaciones en el exterior se han sucedido ya fuera en el Sáhara, Bosnia, Kósovo, Iraq y Afganistán donde las FAMET vivieron su momento más amargo con el siniestro de un helicóptero Cougar en 2011 que se cobró 17 vidas y se logró la mayor experiencia de combate y éxitos en acción logrando los helicópteros de ataque Tigre un verdadero efecto terror entre la insurgencia afgana que huía sin combatir nada más oía acercarse a los helicópteros,"Ni un solo disparo nos hicieron, tan solo oírnos y salían despavoridos".

Estas misiones y las operaciones en territorio nacional fueron una excelente escuela de combate que dieron una experiencia inestimable pues una forma de guerra como la llevada a cabo en helicópteros esta sujeta a una continua evolución de nuevas tácticas y procedimientos y el ensayo de los mismos, de hecho esta acreditado en las academias militares que el uso táctico de los helicópteros ha sido diferente en cada conflicto cada uno con unas particularidades especificas y diferente del anterior lo que ha obligado a evaluar, desarrollar y aplicar nuevas técnicas en cada confrontación quedándose a menudo obsoletas las técnicas que se usaron en el conflicto precedente.

El mejor material

En la actualidad las FAMET cuentan con algo más de un centenar de helicópteros pero en un numero fluctuante pues mientras material más antiguo como los veteranos UH-1H y Bo-105 van siendo remplazados otros como los bi-hélices Chinook y los ubicuos Super Puma/Cougar están en plena operatividad y los poderosos Tigre de ataque siguen su proceso de entrega y los primeros ejemplares de los novísimos NH-90 serán recibidos antes de concluir el 2016.

Con ello todo hace prever que las FAMET se mantendrán en el futuro en la élite y en la culmen tecnológica y operativa lograda desde 1966.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!