Que Pedro Sánchez en un principio tras las elecciones era más partidario de un pacto de fuerzas de izquierdas es algo que es conocido públicamente. Qué la vieja guardia, casposa y retrógrada que todavía parece imperar dentro de un partido que se autodenominado de izquierdas, es la que parece mandar es algo obvio. Más que seguir siendo afines al partido socialista parece hacerle el favor a la derecha y quieren acabar con el PSOE desde dentro.

Claro está que esa vieja guardia, muchos con el carnet socialista, pero con ideales de alianza popular, están acostumbrados a que se haga lo que ellos digan de una forma totalmente totalitaria y dictatorial.

Si hace unos meses vimos un ataque personal del ex – ministro Corcuera al periodista Alberto Sotillos en un programa de 13TV, que hizo que se mostrara la cara más fea y denigrante de quien un día fue ministro de interior, recientemente ha superado su límite y en otro programa de la misma cadena ha quedado más que evidenciado.

Con una actitud más que dictatorial y por momento un tono tan agresivo dejó patente que su actitud censuradora puede estar a la misma altura que el de un censor inquisitorial del siglo XVI o del XVII, o simplemente a la altura de un censor de la dictadura.

El periodista Carmelo Encinas, que es reconocida su postura socialista, más allá que milite o no en algún partido, que es de izquierdas es algo que hasta él mismo reconoce en sus redes sociales.

Corcuera que parece sentirse por momentos muy cómodo en 13TV se enzarzó en una discusión con el periodista que progresivamente iba subiendo de tono.

El ex –ministro socialista acusó al periodista de cargarse políticamente a una persona, mientras que el periodista se defendió afirmando que sólo puso de manifiesto un caso de corrupción que le afectaba, que al igual que ahora se hace con el partido popular, un día fue el partido socialista quien estaba en el foco de la corrupción.

Esto no sentó nada bien a Corcuera que le espetó que se callara. Ante este mandato el periodista le dijo que no se iba a callar, que sabía que ya cuando era ministro era poco amigo de la libertad de prensa y que su censura no es algo nuevo.

Estas afirmaciones no se quedaron ahí sino que el periodista ahondó más llegando a afirmar que el ex – ministro quiso silenciarlo y amordazarlo cuando éste trabajaba para la Cadena Ser mientras él ocupaba el cargo de ministro de interior.

Estas acusaciones sentaron como una bomba entre los tertulianos que todos se quedaron perplejos de esta actitud.

Viendo el video se puede entender como la vieja guardia pretoriana del PSOE no quiere pactar con Podemos, quizás es porque se sienten más cercanos al partido popular que a las siglas que representa es partido.

Sigue la página Podemos
Seguir
Sigue la página Izquierda Unida
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!