Ha terminado la votación de la primera sesión de investidura, y el candidato socialista no ha conseguido los apoyos para ser nombrado presidente del Gobierno. Tras dos días intensos en el Congreso, es definitivo el hecho de que Pedro Sánchez no tiene mayoría absoluta para formar gobierno.

Durante la tarde de ayer le escuchábamos durante algo más de hora y media repetir numerosas veces la palabra "cambio" e intentar convencer en vano a los diputados de Podemos para que le dieran un 'sí' en la votación, que ha sido adelantada a las 19 horas.

En el día de hoy todos los grupos parlamentarios han explicado su postura antes de proceder a emitir sus votos, momento en el que no ha habido sorpresas.

Tan sólo el grupo de Ciudadanos ha apoyado al socialista, que ha agradecido al partido de Albert Rivera su valentía al dialogar, mientras animaba a los demás a hacer lo mismo. Ante las críticas por este pacto, ha insistido en que la suma de las izquierdas no es suficiente.

También ha recalcado la importancia de todos los puntos que tienen en común con Izquierda Unida y Podemos, para a partir de ahí poder ponerse de acuerdo. Pero Alberto Garzón ha insistido en la necesidad de un pacto de izquierdas, aunque se ha mostrado dispuesto a dialogar.

Sánchez ha tendido una mano a los nacionalistas ofreciéndoles dialogar siempre que renuncien al referéndum. Tanto catalanes como vascos se han mostrado inflexibles en su intención separatista.

Si bien Compromis se ha comprometido a reunirse con Sánchez, el representante de ERC ha declarado que, en caso de que gobierne el PSOE, ellos no estarán en el Congreso para verlo, y ha centrado su discurso en la creación de una República Catalana.

Pablo Iglesias y Mariano Rajoy han sido los más duros con Pedro Sánchez. El presidente en funciones explicaba que no puede apoyar un Gobierno que pretende derogar todo lo conseguido por los populares.en la última legislatura.

Uno de los momentos más comentados ha sido cuando Rajoy definía la candidatura de Sánchez como un "bluf", que la RAE considera "un montaje propagandístico para crear un prestigio que posteriormente se revela falso".

Iglesias vivía uno de los momentos más tensos de la jornada con el presidente de la Cámara, Patxi López, pero también uno de los más cariñosos al bajar a abrazar y besar a su compañero Dòmenech tras su intervención.

Si algo ha destacado en este debate han sido las interrupciones por alusiones, que Patxi López se ha visto obligado a restringir para no desvirtuar el sentido del debate.

Tras el apoyo de Ciudadanos, la abstención de Coalición Canaria y la negativa del resto de grupos parlamentarios, se ha dado por concluída la sesión. Al no conseguir la mayoría absoluta, volverán a reunirse dentro de 48 horas para una nueva votación.

Este viernes Sánchez volverá a intervenir durante 10 minutos y los parlamentarios le replicarán durante un máximo de 5 cada uno antes de proceder a votar. En este caso, una mayoría simple sería suficiente para convertir a Pedro Sánchez en presidente.

Si después de estas dos votaciones Sánchez siguiera sin conseguir la confianza de la Cámara, puede volver a repetirse el mismo proceso para los candidatos propuestos por el Rey. Si antes del 2 de mayo se mantiene el bloqueo, se disolverán las Cortes y habrá nuevas elecciones.

Lo único en lo que han coincidido todos los grupos políticos ha sido en el deseo de no acudir de nuevo a las urnas.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más