Es extraño el rumbo que ha tomado un país que solía ser próspero y cuyos ingresos básicos de sus habitantes eran suficientes para vivir cómodamente. ¿Qué sucede ahora? Muy simple: los venezolanos, junto con la deficiente economía manejada por quienes no son capaces de impulsar el progreso, sino la ruina de la nación, han sido arrastrados al punto más decadente en todos los aspectos. A continuación, daré solo algunos ejemplos de lo que no puedes hacer mientras estas en Venezuela, esto como consecuencia de la mala gestión administrativa que rige sobre el país.

Cuando te digan que escondas el móvil, no lo dudes ¡sólo hazlo! Aunque parezca descabellado, para adquirir un teléfono celular en Venezuela, al menos unode tecnología actual, necesitas trabajar más de un año y ahorrar todo el dinero posible sin ni siquiera prestar atención a los costos por alimentación. Ahora bien, si después de lograr sobrevivir a la inanición de alguna milagrosa forma y detener los altos índices de inflación solo con el poder de la fe, obtienes el tan apreciado aparato, debes tener en cuenta que es el principio de una larga travesía para proteger lo que con tanto esfuerzo conseguiste.

El tema de la inseguridad en Venezuela es tan severo que las personas tiene solo dos opciones para enfrentarlo: ocultar sus pertenencias en partes del cuerpo que te sorprenderían o, en su defecto, llevar consigo estrictamente lo necesario sin llamar demasiado la atención. ¿Existe algo más denigrante que esto? Te sorprenderá descubrir que, al menos en Venezuela, si lo hay.

Si quieres tener la misma alimentación de años atrás, es casi un deber pelear por la comida ¡atentos! No estoy exagerando con esto.

Quienes hemos tenido la dicha de vivir en Venezuela y la desgracia de verla derrumbarse, sabemos que este es el punto más crítico que hemos alcanzado puedes ser testigo de las largas filas hechas por quienes solo buscan productos básicos para alimentar a su familia. ¿Y quién la fabrica? La única compañía privada de alto rendimiento que se ha mantenido firme pese a las constantes amenazas de lo que el gobierno llama nacionalización y que, en realidad, es una linda manera de decir expropiación. ¿qué sucedería si Empresas Polar, nombre de la compañía productora, estuviese a manos del estado?

Solo dios sabe.

De la salud preferiría no hablar debido a lo que significa para madres, padres, hermanos, tíos y abuelos perder a seres queridos por falta de insumos médicos. Es una situación crítica, capaz de removerle el corazón a cualquiera. Todos sabemos que nadie se encuentra exente de padecer alguna afección ¿y qué pasa con los animales, esos que no hablan sino a través de nosotros? Nadie tiene respuesta, solo la vaga esperanza de que este trance acabara cuando la codicia que gobierna sea expulsada.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más