6

El fracaso de Sánchez ha sido rotundo en esta segunda votación. La sesión ha comenzado con la intervención de Pedro Sánchez que en primer lugar ha manifestado su satisfacción personal por la celebración de esta segunda jornada del debate de investidura porque esto demuestra que las instituciones democráticas vuelven a funcionar "después de que quedase bloqueadas tras el rechazo de Rajoy a ser investido"

El candidato socialista ha continuado su coloquio haciendo mención al algunas de las 200 reformas que completa el acuerdo como por ejemplo la derogación de la ley mordaza o la ley de muerte digna. Durante estos diez minutos que ha durado el alegato ha señalado que "La Constitución es la mejor herencia que nos han dejado nuestros padres y nuestros abuelos" pero hay que reformarla para solucionar los problemas actuales y darle a algunos ámbitos como la sanidad la categoría de derecho fundamental.

Después de Pedro Sánchez han intervenido Mariano Rajoy en cuyo discurso ha expresado que el PP se reiteraría en su posición entre otros motivos porque el programa de gobierno revoca las principales reformas que, en palabras del presidente en funciones, "son políticas que han permitido superar el desastre de Zapatero" En cuanto al tema de la corrupción, Rajoy ha espetado a Sánchez " ha puesto las instituciones a su servicio al servicio de sus exigencias y eso es corrupción"

El discurso de Pablo Iglesias parecía el comienzo una novela romántica con la alusión al beso con Xavier Domènech. Tras este inicio jocoso, que ha provocado la carcajada hasta en la bancada popular, Iglesias se ha puesto algo más serio para referirse a que se Podemos se niega rotundamente a un gobierno PSOE-C´s.

El líder de podemos, al igual que otros muchos partidos, ha declarado que hoy se abre una nueva oportunidad para el dialogo y que " acepto el condicionante de que esté el PSOE pero tiene que atreverse a ser presidente de un gobierno con Podemos, Compromís e Izquierda Unida"

Iglesias ha instado a la formación de un gobierno a la valenciana con fuerzas políticas catalanas que "no son un monstruo" Si su discurso ha comenzado haciendo referencia al amor, la frase final la frase final continúa en el mismo tono al decir que "las discusiones mas agrias preceden a los momentos más dulces y da lugar al acuerdo del beso"

Por su parte, Albert Rivera ha vuelto a recalcar que las medida que se adoptarían no sería cinco como dijo el señor Rajoy y que por tanto " no se ha leído el acuerdo" El candidato de ciudadanos, o según iglesias "la naranja mecánica", ha  que no es tiempo de pereza ni de conformismos porque la gente quiere "cambio y acción"

Al igual que Sánchez, Rivera ha hablado de la reforma constitucional pero no para favorecer el proceso independentista sino para "reforzar la unidad de España" Con su palabras, el candidato de ciudadanos ha expuesto su complacencia por el desbloqueo de las instituciones democráticas además de que estamos ante una nueva etapa en la que hay que construir y no destruir.

Vídeos destacados del día