El parlamento catalán no se reprime a la hora de pagar a sus diputados, el salario "base" de un parlamentario es de 37.330 euros al año, según datos que arroja un informe de Convivencia Cívica Catalana (C.C.C), los sueldos son más que elevados dentro del Gobierno de la Generalitat, producto de una autoadjudicación que sus señorías se han otorgado desde el regreso a la democracia, convirtiéndose en los parlamentarios mejor pagados de España.

El informe, extraído de los presupuestos públicos destapa un escándalo político, sobre todo teniendo en cuenta la situación financiera de la Generalitat de Cataluña, con una deuda que ya supera los 72.000 millones de euros, unos 7.800 millones más que en el 2014, esto no parece afectar al parlamento catalán quien reparte en dietas entre sus diputados casi lo mismo que perciben mensualmente, por ejemplo, su salario se incrementa de forma automática en función del lugar donde resida el diputado, si vive en el área metropolitana percibirá como "compensación" 1.543.23 de euros mensuales extras por desplazamientos y dietas, casi un 50% más de su salario mensual,

La suma comienza a dispararse a medida que aumenta la distancia que vive el diputado, si son más de 80 kilómetros percibe una compensación extra de 2.006.43 euros mensuales, dentro de ese radio existen ciudades como Igualada, Terrasa, Mataró, Sabadell o Vic y, entre los 81 y los 190 kilómetros, caso que toca a los diputados de Girona, Lleida o Tarragona los complementos salariales trepan a 2.172.28 euros mensuales.

A todo esto, con excepción de sólo dos diputados, el resto, 133 perciben otras compensaciones que hace que su salario sea de un promedio cercano a los 6 mil euros mensuales, recibidos por sus señorías en 14 pagas mensuales, todo un récord dentro de territorio español, son por lejos, los parlamentarios catalanes los que mejor cobran.

Un portavoz, un presidente de comisión o miembro de la mesa del parlamento catalán cobra más de 8.000 euros mensuales, la presidenta del parlament, Carmen Forcadell supera 10.000 euros mensuales, sin duda alguna, la cámara catalana es con sus diputados la más generosa de todas, si las comparamos con los diputados nacionales. por ejemplo.

Cada diputado que pertenece al congreso y que resida en Madrid tiene una dieta de 870.56 euros mensuales, para el resto, vivan en Segovia u Almería, 1.823.86 euros, inferiores notoriamente de su homólogos catalanes, quienes en plena crisis financiera no han propuesto ningún tipo de medida que rebaje un salario que ya de por sí resultado abultado si se comparar con el resto de parlamentos autonómicos.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!