Asistimos constantemente a consejos morales y ético por parte de nuestros políticos, a veces fundados, otras veces no y algunas veces más propios de una pataleta de un niño que ha perdido los nervios. Desde hace cuatro años llevamos escuchando desde diferentes columnas y posturas políticas la frase “Ha habido gente que ha vivido por encima de sus posibilidades”. No es menos cierto que en algunos casos haya sido así de cierto, pero todo gracias a una facilidad prestamista y un descontrol total del dinero nacional.

Desde hace un tiempo para acá y gracias a la independencia periodística en algunos casos se han ido conociendo el entramado corrupto y decadente de un sistema que parece estar abocado a una regeneración y reconstrucción cada vez más obvia. Parecía que la corrupción sólo era cosas de dos, políticos y constructores, tras las elecciones y con un gobierno en funciones y con una justicia más independiente este abanico se ha abierto. Primero fue Vitaldent, luego el sector cárnico, eso sin olvidar eléctricas y empresas de luces donde algunas incurrían en esa presunta corrupción.

En las últimas semanas y con el conocimiento de lo acontecido en Madrid y Valencia donde el partido popular ha tenido que nombrar dos gestoras, debido al fango que abordaban ambas delegaciones, el colmo ha llegado con la intervención del ministro de interior en funciones en el programa de Ana Rosa.

Más propio de un régimen anclado en otro periodo de nuestra historia el ministro abogaba por una conjura “judeo-masónica” que perseguía al partido popular. El ministro hacía referencia a una parcialidad mediática donde sólo se llevaba a cabo una persecución del partido popular. Declaraciones que han conllevado recelos tanto de la ciudadanía, así como de los propios partidos de la oposición. El propio portavoz del PSOE en el senado ha pedido la dimisión del ministro de interior en funciones por sus declaraciones. Tesis apoyada por Pablo Iglesias en el programa “Al Rojo Vivo” y otros dirigentes políticos, que calificaban estas declaraciones de “deplorables”.

Son muchas las fuentes las que aseguran que si de verdad quieren regenerarse internamente los populares deberían hacer más autocrítica.

Por un lado pensar porque la Unión Europea ha excluido a los informativos de RTVE de los organismo informativos de la Unión Europea, porque Europa llamó la atención, a través de informantes en las elecciones, por “falta democrática” por esas papeletas que no llegaron a tiempo a los que están fuera del país y sobre todo pensar porque Europa vapulea y hace lo que quiere con gobiernos tan débiles y carentes de personalidad como el que se ha tenido durante estos cuatro años.

Para los populares es normal que sea prioritario los tweet de Zapata, causa archivada, o la protesta de Rita Maestra, es Europa la que informa que si es un estado aconfesional deberían retirar las capillas de los ámbitos públicos, esto no quiere decir que sea justificable el acto, pero por supuesto la “Caza de Brujas” que ha vivido Rita Maestre tampoco.

¡No te pierdas las últimas noticias!
Haz clic en el tema que más te interese y te mantendremos al corriente con aquellas noticias que no debes perderte.
Podemos

El problema es cuando para los ciudadanos son prioritarias estas dimisiones y no dimisiones como la de Rita Barberá, Esperanza Aguirre, la del propio ministro por sus actitudes o la del propio presidente en funciones por haber permitido ese presunto entramado corrupto en su partido.

Franco ensalzaba su mandato y la guerra haciendo referencia a la conspiración Judeo-Masónica y las declaraciones del ministro en funciones en el programa de Ana Rosa ha recordado a esta afirmación.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más