Málaga se ha llevado un muy buen susto hoy. esta misma mañana la policía malagueña llevaba acabo una operación con el fin de movilizar y detener a una mujer que aseguraba tener en su propiedad tres bombas.

Todo ha sucedido en un municipio de Málaga, donde según se informa, una mujer de 58 años ha amenazado con hacer explotar a tres supermercados si no se le proporcionaba la exorbitante cifra de 50.000 euros.

El acto comenzaba esta mañana cuando en un tranquilo supermercado donde la gente hacía sus compras, donde el servicio de limpieza no cesaba en su labor. Una mujer madura, de unos 58 años y malagueña llamaba al supermercado local, aunque no con la intención de preguntar si el ‘jabón de la droguería estaba ya disponible’ ni para reclamar ni para comprar online.

El motivo de su llamada era , alertar y amenazar, bajo el nombre de ‘un grupo terrorista islámico la pequeña cifra de 50.000.

su amenaza era clara y contundente, supuestamente había escondido hasta 3 explosivos en el supermercado y de no entregar dicha cantidad, los artefactos explosivos hacían honor a su nombre.

Desde luego la amenaza de bomba con la relación ‘ terrorista’ no dejó a la Guarda Civil sin dudarlo dos segundos, pues más de cien miembros del cuerpo malagueño, se pusieron a trabajar en búsqueda de las tres llamadas y por tanto tres rastros de las señales que el teléfono había dejado. El pánico en el conocido supermercado, como es obvio, surgió, más aún teniendo en cuenta que de los tres cada uno estaba colocado en 1 supermercado, contándose como tres los focosen alto riesgo de peligro y más aún el impacto.

Como decimos las llamadas, realizadas en distintos locales como el municipio territorial de Cártama y en la capital, donde se dio captura, consiguieron que los cuerpos dieran con la mujer, que no solo quedó sin la importante suma que pedía sino privada también de su libertad. Las razones que llevaron a la autora de este suceso son desconocidas.

Con motivo de la alarma, lo más lógico hubiera sido el desalojo de los centros comerciales a niel nacional, pues los terroristas nunca han reclamado dinero, mas si ‘ su propia justicia’.

Todo esto, junto a los protocolos y ese miedo intenso que las compradores y trabajadores han sufrido viene motivado, incrementado e inducido `por los recientes atentados de París, áfrica y ayer mismo la amenaza de bomba clavada con papel y cuchillo en un avión destino Arabia Saudí, cuya confusión creada entre los tripulantes, el pánico generalizado en el aeropuerto entero llevó a la evacuación y custodia de los pasajeros como medida de ‘cautela’

csm’

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!