Muchos pensarán que es un artículo halagador al gobierno de Carmena y a su portavoz, actualmente enjuiciada. Cuando desde este medio nos hicimos eco de que la actitud de determinados periodistas cambiaba dependiendo de si el entrevistado era Pablo Iglesias o Rivera, ya nos acusaron de ser simpatizantes de Podemos. Nada más lejos de la realidad y habiendo hecho mucha crítica también a la formación liderada por Iglesias, lo realmente preocupantes es determinadas actitudes socio-política y judiciales.

Rita Maestre y Héctor Meleiro han sido juzgados por el Ministerio Fiscal por delitos de profanación, escarnio u ofensa de los artículos 524 y 525 del Código Penal, todos esos delitos son heredados de otra época donde el Estado se definía como Confesional y adaptados a la actual democracia.

Lo realmente preocupante no es sólo la existencia como tal del juicio, sino que de todos aquellos que asistieron hace cinco años a esa protesta, sólo dos personas han sido juzgadas de más de una veintena de los que fueron. Casualmente los enjuiciados son personas que actualmente tienen una responsabilidad política dentro de un partido político que pone de los nervios a los viejos partidos. Es más si se indaga un poco y así nos lo confirman nuestras fuentes unos cinco casos similares a este que se le atribuyen a Maestre y Meleiro fueron archivados por los jueces.

¿Qué se consigue con la pomposidad de este asunto? Se consigue que la ciudadanía abducida por medios sesgados se olviden de las tarjetas negras, del asunto Rato, se olviden de la trama Púnica y la trama Gürtel, que se olvide de que Rita Barberá sigue escondida y bien protegido por lo que se va conociendo en Valencia…

Entendemos que para los católicos pueda ser una ofensa, pero para los católicos también debe de ser una ofensa cuando un obispo hace referencia a que el aborto es peor que los abusos sexuales a menores, es peor que hacer referencias peyorativas a personas con deficiencia, refiriéndose a ellos como “subnormales”… Obispos que deberían de ser igualmente juzgados pero que parecen por momentos disfrutar de una inmunidad social fuera del alcance de cualquier ciudadano.

Volvamos al asunto del juicio y pensemos ¿Aquellos qué hemos estudiado en la facultad hemos hecho todo correctamente o al igual que Maestre hemos podido tener un punto rebelde? No hace falta contestar, la respuestas es que sí, todos hemos ido a protestas, huelgas y manifestaciones, pero claro si lo hace alguien que pertenece a un partido político que molesta se le persigue como en la peor de las dictaduras.

Todavía recuerdo cuando salió la denominada “Ley Mordaza”, si alguno de los que estudiábamos por entonces llegamos a ostentar un cargo público saldrá nuestra cara y con poco hasta nos enjuiciarán, eso sí, si eres de los que la instauraron no pasa nada. Puedes llevar los mismos titiriteros que Carmena que no pasa nada, pero en Madrid es un asunto para dimitir.

Regenerar la política no es esta caza de brujas que se vive, lo vimos en el caso de UPyD cuando llevó éste llevo a los tribunales a Bankia, en el caso de Izquierda Unidad igual, ambos partidos censurados en gran parte de los medios y ahora cualquier anécdota de los partidos emergentes es sinónimo de delito, eso sí, lo de la financiación ilegal, destrucción de discos duros, los fondos buitres… eso no es importante.

La lectura y la información hacen daño, pero a quien nos quiere como títeres, no leer y la ignorancia hace daño a la sociedad. Usted decide.

Sigue la página Podemos
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!