El espectáculo de títeres se representaba, el pasado viernes, en la plaza más popular del madrileño barrio de Tetuán ante la presencia de centenares de niños y familias. La escena que despertó el asombro de los padres era extremadamente violenta, un personaje asesinaba con un cuchillo a otros 3. Sobre el final de la obra, uno de los títeres portaba un cartel a favor de ETA. La policía, que estaba en aviso, detuvo a los dos artistas que realizaban la función y el Ayuntamiento cesanteó al responsable de la contratación.

El hecho fue catalogado como una reivindicación de actos terroristas, mientras que Manuela Carmena ha confirmado que se tomarán medidas legales para con los responsables.

Desde el Ayuntamiento, ante algunas voces que denunciaban un halo de acoso y percusión políticaen algunos eventos artísticos, hanreconocido cierto ambiente de tensión política. Han sostenido que lo ocurrido el viernes en Tetuán, ha sido un error en la programación, lejos de cualquier persecución. La sinopsis que los titiriteros enviaron al consistorio nada tenía que ver con la obra representada.

Sigue la página Arte
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!