Después de la reunión entre Pablo Iglesias y Pedro Sánchez, en el que el primero ya le ha señalado que o pacta con Podemos sin Ciudadanos, o ya puede olvidarse de cualquier acuerdo, todo apunta a que la investidura tendrá un resultado contrario a los intereses del líder socialista.

Podemos es conocedor de que toda la situación actual les beneficia. Siempre ganan. Si no hay pacto es por culpa del PSOE, que se empecina con pactar con la "derecha en diferido" como así denomina al Partido de Rivera. Y si hay pacto es porque Sánchez da su brazo a torcer, y por la presión de su formación política. Finalmente si hay Elecciones, las encuestas dicen que adelantaría a los socialistas y se colocaría como segunda fuerza.

Haga lo que haga Sánchez, Iglesias consigue un beneficio.

A Ciudadanos le ocurre lo mismo. No quieren a Podemos en el tablero de juego. Ellos saben que dar un sí a un gobierno de coalición con el partido de Iglesias, les haría perder la equidistancia; dejarían de perder el centro, ya que les costaría explicar muchas decisiones que serían tomadas por el bloque de izquierdas. Les haría perder muchos votos procedentes del Partido Popular. Por ello, jamás entrarán en un gobierno con esos actores.

Por su parte, el Partido Popular está esperando su oportunidad. Pacientemente espera a que la investidura de Pedro Sánchez no salga adelante por la situación de bloqueo actual. Una vez que se produzca ésto, echará su órdago a la grande.

Mariano Rajoy para evitar unas elecciones pedirá al PSOE que forme una gran coalición o se abstenga. Ante la previsible respuesta negativa, intentará arrastrar a Susana Díaz, y a los Diputados andaluces afines, para que den su apoyo a su investidura, o que al menos se abstengan. Les hará ver que por sentido de Estado y por la estabilidad del país es la única solución.

Díaz sabe que unas elecciones nuevas tendrá un resultado negativo para los socialistas. Además con esta jugada, se aseguraría tiempo suficiente para poder ser elegida secretaria general en primavera.

Sanchez sabe que no será presidente.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!