Desde que empezó la crisis del ladrillo y con el paso de los años se ha venido fraguando la idea de que quizás la moneda única fue un error. Son muchas las tertulias en las que se sugirió o se supuso que ese cambio de moneda fue una política que sirvió para que mucho dinero opaco saliera a la luz. Claro está que los conservadores y los principales avaladores de la política de moneda unitaria siempre han negado que sea un error la introducción del euro.

Esta tesis fue cada vez más aceptada cuando en las elecciones griegas se polarizaron y todo parecía indicar a que en caso de ganar Syriza, como así sucedió, Grecia saldría del euro.

La Europa conservadora se movilizó para atacar esta postura y en más de una tertulia el argumento de los conservadores era “¿Tú eres economista?”, una pregunta retórica para desacreditar al contertulio defensor de la tesis de que el euro había sido un error. Grecia no salió del euro y siguió aceptando las políticas europeas y la Europa conservadora guardó silencio.

Recientemente el premio nobel y profesor de economía en la universidad de Princeton, Paul Krugman, ha llevado a cabo unos argumentos que destrozan todos los argumentos conservadores que se han creado para la defensa del euro. El premio nobel afirma que si España no hubiera abandonado la peseta por el euro ahora mismo nuestra industria sería más fuerte y potente.

El economista llega más lejos e incluso llega afirmar y argumentar otro de los principales argumentos de la tesis de la nueva política y es la creación de un mercado de los países europeos del Sur. Paul Krugman afirma que la idea difundida por la Europa de los seguidores de Merkel de que en la periferia no se puede llevar a cabo ninguna política adecuada es incorrecta.

Ante estas duras declaraciones y que hacen tambalear los cimientos del modelo actual europeo solo cabe esperar como podrán hacer frente en las columnas y en los medios determinados señores que trataron a los que defendían estas tesis poco menos como idiotas. Imaginamos que tras la postura tomada por un economista de reconocido prestigio al ser galardonado con un premio nobel sean consecuentes con sus afirmaciones y reconozcan, al menos, que quizás no estaban tan equivocados aquellos que sostenían estas tesis sin ser economistas.

Y es que en más de una tertulia se planteo un mercado europeo entre Portugal, Italia, España y Grecia entre otros a lo que muchos periodistas criticaban, quizás no tanto por su viabilidad sino porque quienes lo proponían eran partidos alejados de los populares.

Al igual que otro estudio sacó a la luz que el partido popular mentía en relación a su auto-otorgación de la recuperación económica, ahora es otro prestigioso economista el que vuelve a desmentir a unos populares que se auto-conceden los años de prosperidad que ellos mismos sabían que eran “pan para hoy y hambre para mañana”, ni milagro económico, ni buenas políticas simplemente una treta para auto-beneficiarse políticamente sin importar los ciudadanos, una mentira que en otros países les costaría el cargo y deberían dimitir, en España se encumbran.

Sigue la página Podemos
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!