Con la llegada hace cuatro años del partido popular al poder con mayoría absoluta empezaron a acaparar todas las tertulias y grandes medios determinados “periodistas” que a lo largo de estos años han sido el contrapeso del buen periodismo. Vimos como periodistas como Hermann Tertsh, Salvador Sostres, Ussía, Marhuenda y un largo etcétera inundaban medios de comunicación y tertulias con el único afán de hacer una limpieza total de aquellos asuntos turbios que acechaban a los populares. En más de una ocasión se les ha visto alterados y perdiendo los nervios como es el caso de Tertsh con el programa de Wyoming, “El Intermedio” o como Sostres faltaba el respeto a las mujeres y a los habitantes de los municipios pequeños.

Otros como Alfonso Rojo se han visto incluso expulsados de tertulias por faltar el respeto como fue en la “Sexta Noche” donde el periodista fue expulsado por llamar “Gordita” a Ada Colau.

Acto que pareció no importarle pues utilizó la misma técnica para increpar en radio televisión Castilla-La Mancha a Beatriz Talegón.

Una de las periodistas que más lecciones de moral ha dado ha sido Isabel San Sebastián, que junto con los nombrados se les llenaba la boca de hablar de su condición de liberales. Su postura de defensa a ultranza de un régimen totalmente liberal contradice a sus actos. De sobra es conocido que a pesar de erigirse como adalides de un régimen liberal en muchos casos parasitan los entes públicos, instituciones que le reportan unos beneficios desorbitados y al alcance de pocos periodistas. La periodista Isabel San Sebastián se embolsaba más de diez miel euros al mes por su programa en “Telemadrid”, Buruaga se embolsaba otra gran cantidad por su programa en RTVE y que fue cancelado por su baja audiencia debido a su excesiva manipulación.

Hermann Tertsh se calcula que se benefició en más de un millón de euros por su participación en las tertulias del ente público madrileño. Situación que contradice su postura de liberal.

A pesar de las críticas recibidas por la sociedad Tertsh siempre caminó y opinó con una superioridad moral superior a la calidad de sus artículos.

En esta ocasión ha sido la embajada Rusa en España la que se refirió al “periodista” como escritor de “Ciencia ficción”. Algo que parece que no ha sentado muy bien al “periodista” pues ve como su credibilidad está cada vez es más nula, ya no sólo a nivel nacional, sino también a nivel internacional.

Los diplomáticos rusos replicaron al “periodista” por un artículo que acusaba a Moscú de financiar a grupos extremistas, tanto de izquierdas como de derecha. El “periodista” llegó aún más lejos donde llegó a insinuar que el candidato de Podemos, Julio Rodríguez, podría haber espiado para regímenes poco democráticos o antidemocráticos en la etapa que ostentaba el puesto de JEMAD con Zapatero de presidente de España.

Una vez más el “periodista” a través de sus Redes Sociales criticó a todos los medios que se hicieron eco tratándolos de “periodiquillos” e intentando menospreciar la información dada. Parece que a los “Voceros” del régimen se les está acabando el “Chollo” y están un poco nerviosos.

Sigue la página Podemos
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!