Bien puede parecer el título de una película pero en realidad parece ser que una parte de los socialistas no saben ni lo que quieren. Tras el acuerdo entre el PSOE y Ciudadanos han salido más destructores de este pacto que constructores. Si bien son muchas las fuentes las que indican que este pacto, aun sabiendo que era estéril, era simplemente para contentar a los socialistas andaluces, ya que estos no querían un pacto con Podemos. Otros cauces informativos indican a que este pacto es consecuencia directa del orgullo socialista que se había visto dañado por las constantes iniciativas que la formación morada planteaba. La actitud de la propuesta de un gobierno de coalición se había visto como un duro golpe al orgullo del PSOE.

Sea como fuere el caso es que parece ser más un golpe para contentar a los socialistas andaluces que como es bien sabido su lideresa era partidaria de no pactar con Podemos.

Todo indica que podría haber sido un intento de frenar el ascenso político de Susana y que no se discutiera el liderato socialista. Pero si Sánchez creía que con pactar con Ciudadanos ya tendría todo resuelto, los problemas se le van acumulando.

En el pacto con ciudadanos se contempla la supresión de las diputaciones, algo que no es del todo cierto ya que es un intento burdo de “maquillarlas, peinarlas y cambiarles el nombre”, pero esta actitud ha conllevado que determinados sectores internos no lo cojan con demasiado agrado y hasta hay quien desde las diputaciones socialistas andaluzas ya han comentado que no apoyaran este pacto. Eso sí la lideresa de Andalucía si ha visto con buenos ojos este pacto, por lo tanto será un problema a resolver pero contando con el apoyo de Susana será todo mucho más fácil.

El segundo problema que se le ha sumado es la preguntita con la que pide el apoyo a la militancia para los pactos, partidarios del voto por el “SI” y partidarios del voto por el “NO”, diversos motivos, el más común es la protesta por la pregunta incompleta y sin sentido ya que no es lo suficientemente clara.

Otra vez más las RRSS, al igual que cuando se firmó el estéril pacto con Ciudadanos, empezaron a funcionar. Militantes diciendo que tras estas dos acciones renunciaban a su calidad de afiliado, muchos de los afiliados más públicos hace un tiempo criticaban un pacto con podemos y hoy critican el pacto con ciudadanos, otros directamente dicen la verdad y es que no quieren a Sánchez como secretario general.

Más allá de que guste o no Sánchez, ganó unas primarias y sólo por eso deberían de respetarlo (internamente), si no se está de acuerdo o se tiene otro candidato/a a la secretaría general se debería determinar internamente y no todo tan público que lo único que muestra es una división interna que resta votos. Ahora mismo el partido socialista está perdido, no cabe duda que el pacto con ciudadanos lo han firmado obligados por la presión interna, Sánchez quería el pacto por la izquierda y no lo habéis dejado. Sánchez ha tenido que luchar contra todo y contra todos y le habéis mareado, ahora está en un pozo sin salido, nadie lo quiere apoyar ni la izquierda por romper sus ideales ni la derecha más vieja porque ellos no tienen amigos. Seguro que aquellos que le habéis hecho la “Cama” a Sánchez estaréis contentos, pero una cosa debéis de saber estáis hundiendo el partido.

Sigue la página Podemos
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!