Reducir la implantación de planes educativos en los colegios ha sido otra de las consecuencias de esta larga crisis, tal como ha explicado el profesor Raúl Mercado, socio de la Academia Ludic, en Las Palmas de Gran Canaria. Es una de las realidades que ha visto a lo largo de los seis años que lleva la Academia en pie, a los que se le suman una quincena de experiencia. "En estos años se ha notado sobre todo la crisis", explica Mercado, que detalla: "Nosotros implantábamos programas de calidad educativa para centros, y con la crisis dejó de haber dinero para esos programas y para las actividades extraescolares".

Por otro lado, Mercado [VIDEO]señala que la crisis ha modificado el perfil del estudiante que acude a las academias.

"Empezaron a venir alumnos procedentes de colegios privados que con la crisis se habían pasado a colegios públicos, pero querían mantener su nivel". Asimismo, con la crisis también hay "mucha gente que se espera al final, y el niño empieza en las clases particulares cuando ya tiene diez o doce suspensos, y lo primero en esos casos es cambiar la percepción que el profesorado tiene del alumno".