El protocolo con las medidas a aplicar durante los registros de alta contaminación en la ciudad de Madrid, ha entrado en vigor ayer lunes. Inés Sabanés, delegada de Medioambiente y Movilidad del Ayuntamiento de Madrid, entiende que con los nuevos procedimientos se protege a los habitantes de la ciudad de los recurrentes casos de contaminación.

Este nuevo protocolo fue aprobado el pasado 21 de enero y determina una serie de actuaciones a seguir cuando la capital española registre un elevado índice contaminante de dióxido de nitrógeno (NO2). También deja sin efecto el puesto en marcha por el Gobierno de Ana Botella.

El Dióxido de Nitrógeno también es conocido como óxido de nitrógeno, es un gas compuesto por nitrógeno y oxigeno que se forma por la combustión de altas temperaturas. Su principal efecto nocivo recae en las vías respiratorias. Por ser un gas irritante se considera que en una dosis baja de recepción puede dañar las células pulmonares, mientras que en un nivel alto puede producir lesiones irreparables en el sistema respiratorio.

La Unión Europea ha fijado un límite de 200 microgramos por metros cúbicos que no deben exceder las 18 horas al año. La ciudad de Madrid ha estipulado la posibilidad de prohibir el tránsito en la M-30 los días en que el registro de NO2 supere los 400 microgramos.

Para medir y controlar la calidad del aire de la ciudad, el Ayuntamiento posee un sistema que vigila, predice e informa en tiempo real y de manera continua.

Si bien, desde Medioambiente informan que, nunca se ha superado el valor tope, sí se lo ha hecho con el del límite horario.

Según el nuevo protocolo se ha dividido a la ciudad en 5 zonas. La zona 1 está delimitada por el interior de la M-30. La zona 2, contempla el área sureste desde Moratalaz hasta el Ensanche de Vallecas.

La tercera zona, es la que analiza la parte noreste, desde Arturo Soria hasta Juan Carlos I. La zona 4 es la del noroeste, el Pardo y Casa de Campo, mientras que la zona 5 comprende desde Fernández Ladreda hasta Villaverde.

Para garantizar el correcto funcionamiento de las nuevas medidas habrá 3 niveles de aviso y 4 posibles desarrollos.

Cuando se lleven 3 días consecutivos en nivel de aviso alto estará prohibido estacionar en la zona 1 y la circulación por la M-30, en la llamada “almendra central”, estará restringida.

Desde el Ayuntamiento informan además que, de llegarse a un caso excepcional donde las condiciones meteorológicas adversas continuaran por varios días y se estuviese en un escenario desfavorable, es decir el 4, el Gobierno podría mediante decreto, tomar otras medidas para subsanar la situación.

El alerta será emitido por el Ayuntamiento con 48 horas de anterioridad y las restricciones se efectuarán a partir de la matrícula del vehículo. Habrá excepciones, de llegarse a este escenario, las motos, el transporte público y aquellos vehículos que transporten a más de 3 personas, podrán circular con condiciones.

Los trabajadores del turno noche, previa acreditación, también podrán utilizar la M-30 aunque se esté en estado de alerta.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!