Muchas veces hemos escuchado las palabras "marca España", un concepto que puede resultar extraño para la mayoría, que sin embargo es muy común para los que nos dedicamos a la Publicidad. Simplificando mucho la ecuación: una buena imagen de marca hará que una empresa venda mas productos, o que un país mejore en inversión extranjera.

La marca España no se muy bien como está, pero la marca Valencia está echa una mierda.

En Publicidad nos enfrentamos a menudo al encargo de que una marca quiera cambiar la imagen que el consumidor tiene de ella. Este ejercicio es complicado: intentar cambiar esa percepción requiere mucho tiempo, creatividad y sobre todo dinero.

Una tarea que en el caso de la Comunidad Valencia y su percepción hacia España hoy por hoy, se calificaría como "un pedazo de marrón"

Como valenciano residente en Madrid, me he podido dar cuenta de que la imagen que se tiene de nosotros en la capital es bastante lamentable. Si queremos cambiarla, primero debemos diagnosticar como hemos llegado hasta aquí. En mi opinión existen dos puntos clave sobre los que trabajar nuestra imagen de marca.

La Política: el terreno donde mas avergonzados nos hemos sentido como valencianos recientemente. No hace falta decir nada: Rita Barberá asomada a la ventana escondida tras las cortinas. Creo que en Valencia lo hemos visto por todas partes: la cultura de trapicheo llevada a los despachos de los gobiernos es una realidad en nuestra comunidad.

La Corrupción es tan extraordinaria que ha adquirido tintes a lo "Mortadelo y Filemón": que si me das sobres y yo te los cambio, que si me pongo a contar pasta en un coche, que si todo ha sido un montaje, y un largo etcétera. Mi duda es si esto es una cuestión cultural que hay que modificar, o si es mas una condición del momento en el que nos ha tocado vivir.

Espero que sea mas bien lo segundo, un amigo mío dijo una vez: "lo que nos molesta no es que nos roben, sino que no lo hayamos hecho nosotros". Espero esté equivocado.

Los Tetes: la cantera mas prolífica de las fábricas de Telecinco se encuentra en el Mediterráneo. El "tete" es un personaje que nace en los parkings de las discotecas hacia los 90 apadrinado por la Ruta del Bakalao, evoluciona en los 2000 con el auge de los gimnasios y el metrosexualismo, para consolidarse y dar el salto final a los platós de Telecinco allá por 2010.

Es una tarea difícil explicarle a un madrileño lo bonito que es para nosotros el termino "tete". "Tete" es hermano, colega, socio...una palabra familiar que utilizamos con cariño, en casa y con los nuestros.

Una pena que el estereotipo del valenciano sea el de estos chavales cuando podemos presumir, por ejemplo, de estar a la vanguardia del diseño con autores comoCarla FuentesoMaría Herreros(incluidas entre los 100 mejores ilustradores del momento); de ser una referencia gastronómica , o de ser la ciudad con mejor calidad de vida de España.

En fin señores, que la imagen de Valencia está muy pero que muy mal: es este un reto enorme para la agencia de Publicidad que quiera encargarse de la comunicación de esta marca.

Tenemos muchas cosas sobre las que sacar pecho, "activos" como decimos en el sector que nos permitirán contar cosas interesantes y de valor sobre lo que somos para así revertir la imagen que proyectamos hacia fuera. Podemos hablar de Diseño, Gastronomía, del Mediterráneo o de nuestras delirantes fiestas patronales llenas de cultura, pero mientras personajes comoRitaoEstebansean las referencias que se propaguen de la comunidad valenciana andamos bien jodidos.

Sigue la página Telecinco
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!