En un momento extraordinario políticamente son muchas las fuentes las que han asegurado que esta situación es debido a la degeneración interna sufrida por parte de la política. Según estudios a pie de calle hace un tiempo los políticos, sobre todo los políticas a nivel nacional e internacional, eran admirados y tenido por personas de una capacidad intelectual alta y muy preparada. Cuando se empezó a gestar la idea de que quizás algunos de ellos no estaban del todo preparados y que algunos eran un “pico de oro” pero luego con escaso bagaje intelectual o cultural, fueron muchas las informaciones que apuntaban a que estaban asesorados por personas muy preparadas.

Acaparar un cargo político de alto rango parecía inalcanzable para un ciudadano normal, pues la preparación y la dedicación parecían ser absoluta. Algo que parece no ser el fiel reflejo de lo que muestra la realidad actual.

El pasado viernes, Francisco Nicolás volvió al programa del corazón líder del viernes por la noche, Sálvame Deluxe. En él se sometió a un test de inteligencia que esclareció un resultado demoledor. El conocido “pequeño Nicolás” parece que a pesar de no ser ya tan “pequeño” físicamente, intelectualmente si lo es. La conclusión de este test concluyó que Francisco Nicolás tiene un cociente intelectual de unos 98 puntos.

Por debajo de lo que se considera “inteligencia media” (100 puntos) y a diez puntos por debajo de Belén Esteban (109 puntos) o Yola Berrocal (108 puntos).

Según la psicóloga que analizó la conclusión final declaró que debería ponerse en manos de un profesional para que le ponga tratamiento y que en realidad está anclado en el tiempo, en aquel tiempo en el que se codeaba con figuras de gran relevancia política.

Tras estos resultados fue una “oleada” de indignación en las redes sociales con el actual sistema político y mediático que da cabida a personajes así mientras parece no haber hueco para las personas formadas y más profesionales.

Según informantes cercanos a este mundo afirman que Francisco Nicolás al ver que se ha quedado fuera del tablero político nacional se ha “vendido” al mundo de la farándula y del corazón por un “puñado” de euros.

Son muchos los que públicamente han mostrado en las redes sociales su indignación al conocer los resultados.

El elemento común y de enfado es el de saber que por ser “un perrillo faldero”, como así se calificaba en las redes sociales, se puede llegar tan alto sin apenas tener formación, ni inteligencia, ni nada.

Por otro lado muchos internautas mostraron una faceta de resignación y lástima al conocer los resultados, pues muchos afirmaban públicamente que en el fondo los resultados confirman lo que todos temían y que la dignidad de Francisco Nicolás está vendida. Es la sociedad que se está creando.

Sigue la página Casa Real
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!