Si tuviésemos que definir a Esperanza Aguirre en una sola palabra seguramente nos quedaríamos pensando horas y minutos cual sería el concepto adecuado, llegando a la molesta conclusión de que la palabra exacta sería: imposible. En efecto, definir la figura de Esperanza Aguirre en una sola palabra es algo que se podría catalogar de irrealizable. Odiada por muchos y venerada por otros "la lideresa" ha ocupado un campo importante dentro de lo que a la política y sociedad española se refiere, y es que su vida política ha estado siempre rodeada de polémica.

En los últimos meses, la que ya fue ex-presidenta de la Comunidad de Madrid se hizo aún mas conocida por esas campañas difamatorias contra la formación liderada por Pablo Iglesias, extraño era el día en que sus labios no expulsaran palabras vejatorias para dicho partido surgido del ya histórico movimiento 15-M.

Si algo nos ha enseñado la historia es que todo tiene un principio y un final, y el caso de la "lideresa" no iba a ser una excepción, pues como si el propio destino hubiese realizado un acto de lo que podríamos llamar ironía, Esperanza Aguirre ha terminado dimitiendo por toda esa lacra de la que siempre se jactaba de luchar, la CORRUPCIÓN.

Esperanza Aguirreha dimitido como presidenta del PP de Madrid, por las graves acusaciones de financión ilegal en su partido, todo esto lo expresó tres días después de que la Guardia Civil registrara su sede. Cabe recordar también que hacía un año de que Francisco Granados, su hombre de confianza entrara en la cárcel .

"La gravedad de estas acusaciones e informaciones me han llevado a tomar la decisión de presentar mi dimisión como presidenta del PP de Madrid.

Por mucho que yo destituyese a Granados en 2011 fui yo quien lo puse allí, que siga en la cárcel significa que algo grabe debe de haber, por eso yo he de asumir mi responsabilidad política "

fueron palabras textuales de Aguirre.

Sin lugar a dudas la corrupción se está convirtiendo en un auténtico quebradero de cabeza para el Partido Popular, pues en vez de casos aislados ya parece ser una tradición entre sus miembros, que ven como dia tras día los casos van aumentado sin que se pueda evitar.

En efecto, ha sido la financiación ilegal del partido lo que ha obligado a dimitir a Esperanza Aguirre, pero no se ha ido sin antes mandar un recado a Mariano Rajoy.

"Es tiempo de sacrificios"

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!