El yihadismo se ha convertido en una de las mayores amenazas para los ciudadanos europeos, tras los atentados de París las alarmas se dispararon y los gobiernos del viejo continente comenzaron a trabajar en planes de defensa. España se sumó, y hace un año encargó un borrador a la Fundación Alternativas donde buscaba la creación de un proyecto en el que entrasen todos los países de Europa y desde el cual sostener una política de defensa común frente al yihadismo. El documento final se ha presentado hoy con el título 'Un nuevo paso hacia la defensa común europea'.

José Enrique de Ayala Marín, General de Brigada (R) DEM, miembro del Consejo de Asuntos Europeos y del Consejo de Asuntos de Defensa del organismo, ha sido el encargado de presentar y dirigir el proyecto. Una de las razones que ha motivado este documento, además de la obvia amenaza del yihadismo, es la actuación de la OTAN en el conflicto, que no ha sido valorada positivamente por los países europeos. Es por ello que España ha querido dar el primer paso en el establecimiento de esa defensa en coalición.

El contenido del proyecto nos muestra un plan de creación de un Cuartel de Defensa Europeo frente al yihadismo, con sede en Bruselas. Éste estaría integrado por un millar de componentes permanentes en militares y civiles, que a su vez estarían distribuidos por los distintos 28 estados miembros. Detalles más minuciosos, como presupuesto o materiales no aparecen, ya que ni tienen lugar en este documento ni pueden ser propuestos unilateralmente por España, hace falta consenso.

El objetivo principal de este plan es no dejar solo a ningún país europeo frente al yihadismo.

Se quieren evitar vivir situaciones como la de Francia interviniendo en solitario en Mali. El documento quiere que exista solidaridad entre los países miembros, que cooperen frente a la que es considerada la mayor amenaza internacional. Una amenaza que según el estudio presentado por el Ministerio de Defensa español, trae consecuencias que afectan la estabilidad de Europa como el flujo migratorio masivo o el tráfico de drogas.

Habrá que esperar a futuras fechas para ver hasta donde llega este plan de política de defensa común presentado por España como el gran proyecto contra el yihadismo.

Recordemos que en caso de aprobarse las consecuencias para los civiles europeos no tendrían que ser únicamente beneficiosas, y es que podríamos asistir a un importante recorte de libertades.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más