El pasado martes 16 de febrero salieron a la luz nuevos datos sobre la trama de despilfarro en la gestión de Telemadrid durante el mandato de Manuel Soriano. La comisión de estudio de la deuda de la Asamblea de Madrid contó en su última reunión con la comparecencia de Luis Lombardo, presidente del comité de empresa de la radiotelevisión madrileña, a petición de Podemos.

Tal y como informa el diario ‘El Mundo’, Lombardo acusó a los responsables políticos de la Comunidad de Madrid de impulsar “un entramado de amiguismo y despilfarro”, con la complicidad de unos directivos sumisos. Soriano fue Director General de Telemadrid entre 2003 y 2007, bajo el gobierno del PP liderado por Esperanza Aguirre.

Entre los gastos más desorbitados cabe destacar la contratación del periodista Hermann Tertsch, quién ganó 1.005.000 euros del ente público gracias a su conducción del programa ‘Diario de noche’ de 2008 a 2010, y sus colaboraciones en ‘Kilómetro cero’ y ‘Alto y claro’. El escritor Fernando Sánchez Dragó se llevó una buena suma presentando los espacios ‘Diario de noche’ (2007-2008) y ‘Las noches blancas’, con los que se embolsó 160.000 euros.

Estos programas tenían un presupuesto elevado, pese a que registraron audiencias muy bajas. Por ejemplo, la cadena destinó 2,26 millones de euros recaudados por los impuestos de los ciudadanos de Madrid a financiar ‘Las noches blancas’, que tenía una audiencia del 3,2% de share.

Otro de los gastos injustificables de Telemadrid fue la inversión de más de 17 millones de euros en la película ‘Sangre de mayo’ de José Luis Garci, una decisión que fue desaconsejada por la dirección económica de la cadena, según Lombardo.

El presidente del comité de empresa de la radiotelevisión autonómica también ha criticado el nombramiento de un gran número de cargos de responsabilidad y cargos de confianza “con salarios bochornosos”.

Además, Lombardo considera que se contrataron a personas por el hecho de tener amistad con Aguirre y otros políticos de peso del Partido Popular, unos fichajes que vendieron formatos insostenibles, con unos presupuestos muy por encima del coste de mercado y nada novedosos, creados por empresas propias.

Para Lombardo, “las víctimas directas de esta pésima gestión han sido 861 trabajadores”, despedidos por presuntas razones económicas. El exdirector general, Manuel Soriano, no acudió a la reunión pese a haber sido citado por “un compromiso profesional”, aunque ha aceptado participar en la Asamblea de Madrid en otra ocasión.

Sigue la página Televisión
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!