Las elecciones generales celebradas el 20 de diciembre nos dejaron un escenario político en España donde el bipartidismo tocaba a su fin y nuevos actores políticos aparecían en escena. Una de las consecuencias del hecho de que no todo se concentre en PP y PSOE, es que el presupuesto del Congreso de los Diputados estará más distribuido este año. La cantidad total continúa siendo la misma, 52,7 millones de euros, pero la parte que le toca a cada partido varía sustancialmente, perdiendo las fuerzas tradicionales hasta 13 millones de euros.

La cifra que se ingresará cada partido en este 2016 la hemos podido conocer a través del Consejo de Ministros, que ha aportado los datos en esta tarde de viernes.

Por tercer año consecutivo el total a distribuir se mantiene en la misma cifra, que no varía desde 2012, cuando el dinero a repartir por gastos de funcionamiento entre los partidos era de 82 millones de euros. PP y PSOE siguen siendo los que más se llevan.

Las subvenciones estatales se han rebajado para los grandes partidos debido a su gran pérdida de escaños y votos en las elecciones generales. El PP pierde 9 millones de euros de subvención, percibiendo 15.371.386,46 millones de euros, mientras que el PSOE pasa de recibir 14 millones a 10,7. Por su parte Podemos recibirá 6.668.494,5 millones, a lo que se debe añadir lo que les corresponde a cada una de sus formaciones en coalición autonómicas: En Comú Podem 1,95 millones, a Compromís-Podemos es el Moment 1,4, y a En Marea 897.000 euros.

En cuanto a Ciudadanos, la organización de Albert Rivera se llevará 7.108.703,67 millones de euros.

Otra formación que se ve muy afectada este año a la hora de la distribución del dinero es Izquierda Unida, que pasa de recibir 2,36 millones de euros a 1,44 con el nombre de Unidad Popular. Cabe señalar la subvención que recibirán otros actores políticos como Democracia y Libertad, que se llevará 1,2 millones de euros, ERC, que recibirá 1,32, o el PNV, que se mantiene, perdiendo solo 2.000 euros y llevándose 793.942,87 euros.

Evidentemente aquí nos encontramos con cantidades menores, ya que la repercusión de estas organizaciones no es la del PP y PSOE.

De este modo podemos observar que el panorama político español está más equilibrado que nunca, y aunque las grandes fuerzas, PP y PSOE, siguen siendo las que más votos, escaños y subvención consiguen, los nuevos actores comienzan a participar y a recibir del gran pastel del Estado español.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!