Tras su reunión con el Rey Pedro Sánchez declaró que acepta la propuesta de intentar formar Gobierno hecha por Felipe VI.

Supone que las conversaciones de negociación con los demás partidos políticos y la consulta que ya hubo con las bases partidarias, le supondrá entre 3 a 4 semanas de tiempo. En sus primeras declaraciones aclaró que entre los que serán convocados, no se encuentran los partidos separatistas, con lo que la alusión a Pablo Iglesias quedó claramente expuesta.

Anuncios
Anuncios

Pero las últimas novedades nos dicen que se reunirá mañana con Rivera y el viernes con Iglesias.

Alejandro Fierro para TeleSur, ha hecho un análisis político de las últimas novedades de España en cuanto al ejercicio de la democracia. Considera una "anomalía democrática" que alguien que no ha sido votado por la ciudadanía, Felipe VI, tenga tanta injerencia en la designación del gobierno. No considera que España sea antidemocrática, sino que hay zonas oscuras en las que se produce una falla de calidad democrática, como en este momento de crisis en el que el arbitrio debería efectuarse de manera más representativa. 

Cabría recordar que la propuesta  del rey ha sido refrendada por el Presidente del Congreso y que  , constitucionalmente, no existe en España una prerrogativa para que el partido más votado  tenga la iniciativa política.

Anuncios

En estas últimas semanas se ha presentado una situación sin precedentes, ya que Mariano Rajoy, titular del partido más votado, no consiguió reunir el apoyo necesario para formar gobierno. Su declinación temporaria se ha extendido en demasía, produciendo un congelamiento de los plazos.

Finalmente queda al PSOE la ardua tarea de conseguir los apoyos y las coincidencias basadas en acuerdos o pactos con obligatoriedad de cumplimiento, ya que a éstas negociaciones no puede llamárselas "programas de gobierno".

Las coincidencias ideológicas no estarán a la órden del día. Las concesiones deberán ser mutuas, pero como adelantó Pedro Sánchez, los partidos separatistas y la rotura de la unión de España, son el límite.

Por su parte el líder de Podemos insiste en una coalición de izquierdas dejando de lado a Ciudadanos, porque según él sería igual que unirse al PP.

Rivera por su parte tomó una posición conciliadora, su partido sostiene la unión de PSOE Cs y PP  para consolidar lo que llama, «un Gobierno con garantías parlamentarias»,

 

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más