La formación de Albert Rivera lleva semanas negociando con el Partido Socialista para hacerse con el congreso de los diputados, en una coalición que apoyarían PNV Unidad Popular y Compromís. Cierto es que los rasgos que destacan de PSOE y UP son muy distintos de los que caracteriza a la formación de Albert Rivera. Pedro Sánchez ha anunciado que ha llegado a acuerdos en materia social con la formación liderada por Alberto Garzón, subida del salario medio interprofesional, en materia de impuestos y lucha contra la corrupción.

La relación entre Albert Rivera y Pedro Sánchez se ha estrechado durante las últimas semanas. Ambos partidos tienen similitudes en cuanto a la pertenencia a Europa, hacer un pacto nacional de educación y reforma de la ley electoral. Albert Rivera le ha lanzado un ultimátum a Pedro Sánchez para aceptar su pacto, con este ultimátum Ciudadanos pretende que PSOE ceda en aquellos puntos en los que discrepan, en lo relacionado con los impuestos, Ciudadanos rechaza subirlos, en la reducción de las diputaciones y despolitizar organismos como la justicia.

En lo que a la reforma de la constitución Ciudadanos rechaza cambia algo que puede afectar a la convivencia que los españoles han logrado durante 37 años.

El ultimátum de Albert Rivera consiste en primer lugar en una decisión por parte del partido socialista sobre quien pactar, Ciudadanos o Podemos. Ciudadanos considera que el PSOE debería tomar un paso al frente y decidir qué línea ha de seguir el Gobierno que quiere formar.

Las negociaciones entre estos dos partidos han sido visibles en dos ocasiones de manera pública, además de intercambios de documentos a diario y conversaciones telefónicas.

El acuerdo Ciudadanos-PSOE está más cerca de producirse después del documento presentado por la formación de Pablo Iglesias, que quiere reunirse con los dirigentes de todos los partidos políticos, reunión que Pedro Sánchez rechaza, ya que entiende que deberían reunirse las comisiones negociadoras, esto hace que se enfrien y retrasen las negociaciones con Podemos.

El partido morado, juega con ventaja ya que necesitarían al menos la abstención para poder formar gobierno con los partidos políticos restantes, ya que se supone una votación en contra del Partido Popular.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más