Parapetado tras sus gruesas y llamativas gafas amarillas, lo más esclarecedor de su intervención, el ex duque de Palma, Iñaki Urdangarín, ha contestado hoy con evasivas en su primera sesión en el juicio por el caso `Noos`. El fiscal Horrach, incisivo, casi le acorrala en un par de ocasiones, en las que el ex atleta decidió siguió la línea argumental de su mujer: “no lo recuerdo”.

Lo único que reconoció fue la existencia de trabajadores ficticios en Aizoon, empresa familiar pantalla, con lo que se mete en el primer atolladero ante un posible fraude fiscal. Ha negado con rotundidad haber actuado como un comisionista, y ha defendido los proyectos que hoy desfilaron en el juzgado de Palma, como los malogrados Juegos de Europa, un proyectó por el que cobró casi 400.000€ pero que no llegó a buen puerto.

Descargó en Miguel Tejeiro, secretario de ‘Noos’, las responsabilidades administrativas, y en sus asesores toda la parte física o visible de su trabajo. Él se limitaba a asesorar, por lo que no reconocía las facturas de supuestas comisiones que le enseñaban, como las que Jaume Matas, ex presidente balear, reconoció haber pagado por un equipo ciclista que nunca lo fue. En esto, el duque apuntó a Juan Pablo Molinero como la persona encargada del proyecto ciclista.

Lo que volvió a dejar claro en su interrogatorio Iñaki Urdangarín es que la Casa Real estaba al tanto de su actividad, por medio de Carlos García Revenga, secretario de las Infantas y hombre de confianza del Rey emérito Juan Carlos I.

Pero en esos lazos reales, el tribunal tuvo un rifirrafe con el fiscal cuando acusó a éste de estar actuando como abogado defensor de la Infanta Cristina, una crítica muy repetida desde que comenzó la instrucción del caso.

“No hago facturas”. “No negocié nunca un presupuesto”. Urdangarín, ante cada estocada de Horrach, intentaba apartarse de todo aquello que podría ser constitutivo de delito.

Él tenía ideas, no firmaba. Y las firmas son punibles, las ideas no. En esta idea parece que basará su defensa. En ésa, y en hacer creer a tribunal que lo malo que haya podido suceder fue fruto de otros intereses, de malos consejos, de personas que le decían que iba vestido, cuando el duque estaba, ahora es evidente, desnudo.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!