Con la actualidad política más al rojo vivo que nunca y viviendo un momento histórico lo único que podemos sacar en claro es que algunos dirigentes carecen de escrúpulos. De sobra se sabe que esa falta de moralidad no es algo acotado a un partido político concreto, en otras ocasiones se ha analizado esto mismo en otros partidos, pero a tener de las últimas informaciones destapadas por el periódico dirigido por Pedro J. sobre presuntas operaciones de blanqueo de dinero la mañana del 11M han saltado todas las alarmas.

Se estiman que por lo menos doce operaciones de presunto blanqueo de dinero durante la mañana de los atentados terroristas acaecidos el 11M.

Estas cantidades serían interiores a los tres mil euros e irían destinadas a la cuenta de Fundescam, que es la cuenta que financiaba las campañas electorales. Un partido popular que en aquellos tiempos era dirigido por Pío García Escudero, actual presidente del Senado. ¿Pedirá el ministro también su dimisión?

Tras el asunto sobre la financiación ilegal que rodea al partido popular valenciano, así como las tramas Gürtel y Púnica que tienen su epicentro en Madrid, esta información pone al partido popular de Mariano Rajoy en una tesitura muy controvertida. El partido popular con dos de sus “bastiones” más fuertes, electoralmente, como son Madrid y Valencia con una gestora debido a la presunta financiación ilegal, una reputación nacional por los suelos y un líder escondido e inmovilista parece que los populares han llegado al máximo grado de descrédito.

Son muchas las fuentes las que empiezan a situar una fuga de votantes a la derecha rejuvenecida y todavía limpia como es la derecha que lidera Albert Rivera, son varios confidentes los que han dicho que se han frenado encuestas donde reflejaban este acontecimiento.

Puedo sorprender la noticia sobre el presunto blanqueo de dinero el mismo día de los atentados, para muchos es el mayor gesto de despropósito y desvergüenza llevado a cabo por un partido político.

Pero es algo que no nos debería de extrañar, hacienda ya apuntó que se pagó la sede de Bilbao con dinero destinado a proteger de ETA a sus concejales. Así pues conociendo el respeto y el cuidado que tienen por sus compañeros, no debería extrañarnos su actitud en un día tan negro para la sociedad española.

Con la política del miedo pretenden coartar la libertad social, según ellos mismos, si no gobiernan es el caos democrático. La realidad nos está mostrando que tras dos meses sin un gobierno se han destapado más casos de corrupción y se han abierto más causas por presunto fraude fiscal que en los cuatro años de su mandato. Quizás no lo estuvieran haciendo tan bien.

Quizás todavía no lo veáis y sea más importante juzgar a Rita Maestre, acto que no me gusta y no apruebo, pero cada uno tiene sus prioridades, o quizás prefieras ver juzgar a unos titiriteros. Eso es cuestión de puntos de vistas y sobre todo es cuestión de las prioridades que tengas como ciudadano.

Sigue la página Podemos
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!