Ante la negativa de Pedro Sánchez por apoyar un pacto con el Partido Popular, la declinación de investidura de Rajoy, los expresidentes del gobierno de ambos partidos: Jose María Aznar y Felipe González, salen en primera fila para hacernos saber su opinión al respecto.

En una entrevista realizada el día 28, Felipe González ha mostrado su preferencia por conseguir una alternativa al PP pero cuestionando una mayoría progresista reformista en el congreso tras el 20-D.

Por ello ha pedido a ambos partidos líderes que ninguno impida que el otro gobierno, ya que hay que anteponer los intereses del país, aprovechando para mandar un mensaje directo a la directiva de su propio partido, para que dialogase con el Partido Popular con ciertos márgenes respecto al acuerdo.

Por su parte Aznar ha preferido advertir de las consecuencias que pudiera tener la entrada de un partido como Podemos en un ejecutivo liderado por Pedro Sánchez, haciendo creer que es una amenaza para los que gobiernan el sistema democrático y las libertades, ya que son considerados un riesgo político relacionándolos con el régimen venezolano con carácter chavista y comunista.

Junto a estas declaraciones, destacamos también las provenientes por parte de Felipe González, dirigido contra Podemos y Pablo Iglesias, el cual lo denomina ‘Leninismo 3.0’ y que quiere liquidar a los socialistas y a la convivencia de este país.

A esto le sumamos también otras muchas cosas que ha ido diciendo como pueden ser que Pablo Iglesias protagonizo un espectáculo el día que hizo su propuesta de gobierno, acusándolo de llevar a cabo una política liquidacionista y que suscita rechazo en el país.

Añadiendo frases textualmente como:

“El comportamiento arrogante de los líderes de podemos con humillaciones que ponen al descubierto cuáles son sus verdaderas intenciones, no se debe aceptar. Quieren liquidar, no reformar el marco democrático de convivencia.” “Podemos actúa como aliados de Venezuela pero que lo ocultan de manera oportunista, son puro leninismo 3.0”.

Así como que a él se le recuerda de manera positiva ya que siempre puso por delante los intereses de España, algo que se echa de menos ahora en las fuerzas políticas actuales.

Chavismo, comunismo, leninismo, conspiraciones, asociaciones con ETA y muchas de sus obsesiones y prejuicios son los calificativos a los cuales se refieren al hablar del Podemos y sus integrantes, los cuales nos hacen llegar a la una conclusión: -El hacernos creer que éstos quieren destruir el sistema de España y no aceptar a los que nos brindan la oportunidad del fin del bipartidismo en los 40 años que llevamos de Democracia.

Sigue la página Podemos
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!