En las primeras horas y los primeros días tras el 20D se sacarán a priori unas conclusiones que parecían claras. Como se dice en mi tierra “En río revuelto, ganancia de pescadores”. Todo parecía claro que Podemos y PSOE estaban destinados a entenderse, como así han hecho en muchas autonomías. Se presionó al PSOE hasta la saciedad por parte de los medios conservadores para que no hicieran eso, Pablo Iglesias presionó a Sánchez para marcar unas líneas rojas que en algunos momentos

Hubo momentos en los que Sánchez ha sido muy criticado por un sector interno por su cercanía a podemos, la realidad es que ha conseguido que el presidente de la cámara sea una figura cercana a él, por lo tanto tiene una victoria.

No ha ganado la guerra, pero ha conseguido la primera. Ahora la presión recae sobre Podemos, deberá decidir si sus líneas rojas son el referéndum y si quieren formar cuatro grupos parlamentarios. Esta última actitud muy criticada por el gasto que supone, pero nada novedosa, en los años 80 el propio Partido socialista estuvo compuesto por tres grupos parlamentarios, por lo tanto no es algo exclusivo de podemos.

Son muchas las fuentes las que han mostrado su descontento con esta gran coalición, pero son muchas las que afirman que Sánchez acabará formando gobierno con Podemos, que no quiere al partido popular, pero que así intenta mostrarle a Iglesias que su poder no es tan grande como para presionar más de la cuenta.

Con un congreso presidido por el PSOE, Sánchez consigue consolidarse como líder socialista al obtener una victoria política.

¡No te pierdas las últimas noticias!
Haz clic en el tema que más te interese y te mantendremos al corriente con aquellas noticias que no debes perderte.
Podemos

El propio Pablo Iglesias mostró su enfado a la salida del hemiciclo ante los medios de comunicación, afirmó, “Si Sánchez quiere apoyar al partido popular con nosotros que no cuenten”. Son fuentes cercanas a los socialistas las que han confirmado que no pactarán un gobierno con el partido popular, pero que su intención era “bajar los humos” a un Iglesias que había antepuesto el referéndum en Cataluña a un pacto Educativo y a la importancia de los recortes sanitarios y educativos. Son las mismas fuentes las que señalan que esto es consecuencia directa de la fuerza interna que tiene Ada Colau.

Hay que recordar que hasta Mónica Oltra destacó que había otras “cosas” más importantes que solucionar antes que establecer un referéndum en Cataluña. Son las propias fuentes socialistas las que afirmaban más adelante “establecer esas líneas rojas es no querer llegar a un acuerdo, estamos para gobernar para todos no sólo para los que nos votaron, así que hay que hacer un esfuerzo, establecer como prioritario el referéndum catalán es no entender que hay otras necesidades mayores”. Militantes socialistas han llegado a decir “Si Iglesias no muestra intención de negociación facilitará un gobierno del partido popular y todo para contentar a Colau”.

Más allá del análisis de los propios partidos se debe de ver claramente que Podemos y PSOE están destinados a entenderse para no facilitar un gobierno de Rajoy. Para empezar por el cambio era necesario que la presidencia fuera del cambio y Sánchez lo ha conseguido, ahora sólo falta que las fuerzas del cambio marquen prioridades reales y se consolide el gobierno del cambio que es lo que la ciudadanía ha votado.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más