Posiblemente sea una de las personas mas polémicas de nuestro país, y es que siempre que hay algún hecho políticamente incorrecto no puede faltar la figura de Esperanza Aguirre. Todo el mundo sabe ya quien es, y es que en los últimos meses se ha dado a la fama por entrar en una especie de cruzada contra la formación de Pablo Iglesias, Podemos. ¿Cuantas veces habrá denunciado hechos mas que dudosos e incluso inverosímiles acerca de dicho partido? ¿Cuántas veces ha salido la "lideresa" en escena para criticar y llamar chavistas a varios de los componentes de Podemos? De una forma mas negativa que positiva Aguirre sigue dando guerra.

Dicha la pequeña introducción y sin alargarnos demasiado procedemos a informar sobre lo ocurrido, y es que parece ser que la palabra corrupción y Partido Popular a la larga se convertirán en sinónimos. Esta vez le ha tocado al entorno de Esperanza Aguirre, que sin quererlo podría estar envuelta en un nuevo escándalo, no por su persona, sino por un personaje que en su día fue muy cercana a ella.

Arturo Fernández, el empresario que en su día fue el hombre de confianza de Esperanza Aguirre dentro de las organizaciones empresariales madrileñas será imputado por el uso de tarjetas Black de Caja Madrid. Este señor ha demostrado tener una desvergüenza total, pues dicha tarjetas las gastaba en sus restaurantes alegando lo siguiente "Porque son mas baratos y son míos", a la par que ha alegado que pensaba que dichas tarjetas eran transparentes.

Esto no deja de ser un trozo mas en el mismo plato de todos los días, CORRUPCIÓN, aunque bueno, si bien es cierto que usó las tarjetas Black no menos cierto es que su posición actual es mas que desesperante, para nada es ya el empresario "modelo" según Aguirre que un día fue.

El derrumbe de su imperio hostelero, el escándalo de las tarjetas Black y la total falta de apoyos políticos hace que su situación no sea para nada envidiable, y por si fuese poco, se le ha comunicado que sería bien visto por parte del Partido Popular que se retirase del único puesto institucional que ocupa.

Sin lugar a dudas, como ya se ha mencionado anteriormente esto ya es el pan de cada día, y claramente no es el primer caso y desde luego, no será el último.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!