Siempre se ha dicho que hay que tener cuidado con lo que se dice, es más, uno de los consejos más dado es el de “piensa bien lo que vas a decir”. Algo así tuvo que haber pensado Francisco Camps antes de ser entrevistado en “la marimorena” de 13TV, pero el caso es que una vez que estaba siendo entrevistado dijo todo lo que se le venía a la cabeza.

La entrevista tiene poco que analizar, una entrevista cómoda, como así se hace todo dirigentes o ex dirigente del partido popular. Siempre se fue con la intención de atacar al rival político y en los tiempos que vivimos el rival a perseguir es Podemos y Pablo Iglesias.

Una vez quedó demostrado como una parte de la sociedad es sobre todo clasista y se deja guiar por los prejuicios. Así quedó demostrado en el programa, no sólo el entrevistado se dedicó a meterse con la forma de vestir, estilismo…, sino que muchos de los colaboradores le daban la razón, una de las frases estrellas fue la de “si la gente supiera que esto va por circunscripciones y hubiera visto quien era al que votaban la gente no había votado a esas personas”. Una vez más queda claro porque una parte de la sociedad debe evolucionar. En relación a las rastas vuelven a lo mismo, como diría un abuelete “dale Perico al torno”.

El caso es que las declaraciones del ex presidente de Valencia no han sentado muy bien a la sociedad en general, a excepción de los chupasangres de siempre.

Pero el momento estelar fue el vivido en el hormiguero donde Dani Mateo en un alarde de superioridad intelectual, bien por llevarlo en el guión o porque realmente así es, así como un magnífico uso de la ironía dilapidó la postura.

Se pudo observar como el “Bien vestido” de Camps, dilapidó más de doce mil millones de euros en proyectos faraónicos que no aportaron nada a la Comunidad Valenciana.

Se mostró la cantidad de imputados que llegó a tener el parlamento Valencia donde en algún momento se paso de once imputados por corrupción. Se mostró detalladamente sus roces con la corrupción y como estuvo salpicado por ella. Al final Dani Mateo se refirió a él como el analista político en un tono peyorativo e irónico.

Lo cierto es que es lo que gran parte de la sociedad pensaba, no puede dar lecciones de moralidad y de buen político quien ha llevado una labor política como la que él ha llevado en Valencia. Lo triste es que haya cadenas que se presten a este show, si de verdad quieren desacreditar a un partido político utilizar figuras como la de Camps es contraproducente. Si el objetivo de Carlos Cuesta era desacreditar a Podemos por las rastas o la forma de vestir utilizando a Camps de sobra se sabía que iba a ser contraproducente por los asuntos sombríos que rodean a Camps.

Y por cierto sobre el cliché de que aquel que lleva rastas huele mal demuestra que no han convivido con ninguno, si lo hubieran hecho sabrían que es una teoría errónea, pero claro a un sector retrógrado que cuesta evolucionar que esperamos…

Sigue la página Podemos
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!