Las Elecciones generales están a la vuelta de la esquina. Quedan menos de dos semanas para que los colegios electorales abran sus puertas y por lo tanto nos encontramos en plena campaña. Y los partidos juegan sus cartas. Pero, ¿juegan sucio?

Las calles se han llenado de propaganda, fotos del presidente Mariano Rajoy; del candidato de Unión Progreso y Democracia (UPD), Andrés Herzog; o del líder de Ciudadanos, Albert Rivera. Pero no siempre utilizan las fotografías de los candidatos para protagonizar los anuncios. El último caso, el de uno de los concursantes del programa de Televisión Española "Cocineros al volante", Oliver ScottMelhuish.

El cocinero ha denunciado al Partido Popular por usar una fotografía suya sin su consentimiento en uno de los carteles publicitarios del partido. Además pide la retirada de la publicidad y de su difusión por redes sociales.

Pero este no ha sido el único caso de este año. El cantante Daniel Carbonell, más conocido como Macaco, también cargó contra el PP el mes de setiembre pasado. Esta vez fue el Partido Popular catalán el que utilizó sus canciones en los mítines. Y el cantante dejó clara su opinión sobre este tema a través de sus redes sociales. "El PP utilizando mi música ilegalmente en sus mítines. Y la ley no nos ampara, y es triste muy triste" No son los únicos, otros partidos también lo han hecho con mis canciones, sin permiso alguno.

Harto, indignado...", publicó el artista catalán. Y es que la Falange también utilizó su música sin permiso y, en ese caso, el cantante ganó un proceso legal que duró tres años.

Menores, las otras víctimas de la propaganda electoral

Y no solo los famosos son víctima de los fines electorales de los partidos.

Otro de los casos más controvertidos esel del uso de imágenes de menores para las propagandas. El PP de la ciudad de Úbeda también ha sido protagonista de un caso de este tipo. Su máximo rival, el Partido Socialista denunció en mayo de este año el uso de alumnos (menores) del conservatorio para fines partidistas.

Los niños solamente hacían de figurantes pero no contaban con el consentimiento paterno necesario.

¿Todo vale en las campañas electorales? En algunos casos parece que sea así pero las víctimas de ello no están conformes.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!