Quedan apenas 48 horas para que Cristina Fernández de Kirchner se despida de su larga gestión presidencial y los papelones han vuelto a acompañarla.

El reciente presidente electo, Mauricio Macri, y ella, aún no se han puesto de acuerdoen cómo, cuándo y dónde será el traspaso de mando. Mientras Macri quiere algo más reservado y, especialmente controlado, en la Casa Rosada, Kirchner planea todo lo contrario, hacerlo en el Congreso de los Diputados con los palcos llenos de simpatizantes kirchneristas.

La actual presidente argentina ha comentado una acalorada discusión que mantuvo con Macri los últimos días por este mismo motivo.

Según sus dichos, el nuevo presidente habría llegado a amenazarla con recurrir a la Corte Suprema si ella no aceptaba entregarle el bastón y la banda presidencial según su gusto.

Kirchner, quien acusó estar dolida y confundida, comentó que para darle la bienvenida había cambiado varios canteros con flores amarillas (color del partido de Macri) en la Residencia Presidencial.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!