Esta campaña electoral no está dejando indiferente a nadie. Son las encuestas las que muestran unos datos donde Ciudadanos y partido popular cosechan buenos resultados, mientras que PSOE y Podemos no. Los debates son donde el PSOE y Podemos sacan su beneficio. Según todas las fuentes y analistas políticos, Sánchez ha salido reforzado de los debates, mientras que Iglesias ha sido el vencedor en los debates casi por unanimidad.

Rivera decepcionó un poco a los analistas políticos en el primer debate, pero en el de atresmedia se defendió. El gran perdedor como así han señalado las fuentes y los analistas políticos ha sido Mariano Rajoy.

Hace semanas Iglesias acudió al Hormiguero por primera vez, a las pocas semanas visitó el mismo plató Rivera. Entrevistas que han provocado que se levanten unas críticas emanadas de los telespectadores donde señalaron que Motos fue muy agresivo con Iglesias y sin embargo con Rivera fue muy complaciente.

Tras el partido del Real Madrid este martes 8 de diciembre el invitado fue Pedro Sánchez.

En esta ocasión Sánchez acudió con su perfil político y no tanto con su perfil humano como así hizo la vez anterior. El programa discurrió por senderos a veces repetitivos y monótonos por momentos, mientras que también hubo momentos de altura. Si en las Elecciones autonómicas Sánchez defendía “no pactaré con populistas” en esta ocasión dejó la puerta abierta a un pacto con Podemos cuando afirmó “Iglesias es una personas de izquierdas y como tal podría a llegar a entenderme con él”. Afirmó tener relación cordial con el líder de podemos aunque eso no le impidió criticar a Iglesias, al que pidió que “saliera del armario y que dijera que es comunista”. Rivera fue la otra figura criticada al que calificó a él y a su partido de ser “las nuevas generaciones del partido popular”.

En gran medida el programa discurrió con el comentario del debate realizado el día anterior a esta entrevista donde se caricaturizó a Rajoy y se volvió a criticar la ausencia del presidente en los debates.

La actitud de Motos fue muy variada, por momentos se mostraba cercano a Sánchez y por momentos se mostraba más agresivo. Todo apunta a que se debió a las críticas recibidas por su complaciente entrevista a Rivera. Motos hizo mucho hincapié en la figura de Susana Díaz pues insinuó que le podría estar haciendo la cama al actual líder socialista.

En materia concerniente a la religiosidad oficial Sánchez fue claro, su objetivo es hacer un Estado laico.

Propuesta que fue criticada por Motos al mostrarle que Zapatero dijo algo similar y al final incrementó el presupuesto de la Iglesia, a lo que Sánchez le contra replicó con los avances realizados por Zapatero en esta materia y que fueron encaminados en la búsqueda de la laicidad del Estado.

Con la llegada de la sección de Trancas y Barrancas, todo parecía indicar que sería una entrevista que sólo discurriría por el sendero de la broma pero dejó más de una reflexión seria.

Sánchez elevó la figura de Alberto Garzón para ejercer una vez más una crítica hacia Pablo Iglesias y miembros de podemos. Rajoy también fue el otro gran criticado por el líder socialista en esta entrevista realizada por las hormigas.

El final del programa discurrió con la sección de magia y los aportes científicos de Marron. Más o menos a mitad del programa se vio otra encuesta a pie de calle en el barrio de Salamanca y en el barrio de Vallecas.

Fue la parte del programa que menos aportó y donde se pudo ver una Carmen Lomana que quiso hacer de crítica estilista y que en momentos determinados resulto un tanto deprimente y patética.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más