El domingo Jordi Évole volvió a dar una auténtica lección de periodismo. Esta vez y siendo justo no sólo se debe resaltar la figura del conductor del programa, la presidenta de la comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, también supo estar a la altura de las circunstancias. Bien es cierto que se le pudo ver cohibida, pero supo afrontar toda conversación con un gran talante. Supo reconocer errores, aunque la parte menos grata para algunos fue cuando intentó cambiar varias veces de “tercio”, pero bien es cierto que son otras fuentes las que afirmaron que fue debido a que la entrevista le llevó a mostrar su cara más normal y no solamente la faceta política.

El programa estuvo muy equilibrado, existían ideas independentistas e ideas no independentistas. Todos mostraron sus argumentos de una manera honesta, honrada y respetuosa. Quizás lo mejor fue que el propio presentador como hace siempre apenas discurre en juicios de valor. Si vemos los programas de Salvados se puede ver como Évole se limita a preguntar y a intentar hacer pensar al espectador.

Si algo se pudo concluir es que son los gobernantes actuales, tanto los de Moncloa, así como los de la Generalitat los culpables de que se tenga la percepción de una sociedad dividida.

Pero como en más de una vez se mostró en el programa la vida diaria de una persona humilde o de clase media no discurre con ese sentimiento.

La calidad del programa se elevó cuando no se llevó al sensacionalismo, sino que se ejerció el periodismo de altura mostrando la actitud de políticos de bandos opuestos. Se pudo ver a Artur Más con una risita detrás de un mitin de Frances Homs. Mitin, del nuevo partido creado "Democràcia i Llibertat" que atacaba duramente y peyorativamente al gobierno central. Se observó la desafortunada frase que Wert hizo sobre la españolidad en Cataluña.

Como bien decía un interviniente del programa, la culpa de esta situación es de los líderes en Madrid y de los líderes en Cataluña. Juegan a ver quien pisa el acelerador más a fondo para que el otro se aparte y al final nos llevarán a un choque entre trenes donde los perjudicados seremos los ciudadanos.

También fue destacable como otro interviniente alabó la unión del independentismo en bloque sobre una idea concreta.

Más allá de eso les recriminó en cierta medida que se tratará peyorativamente a lo que se conoce como tercera vía.

El reproche, al vídeo electoral de los populares donde se hablaba en catalán por líderes de otras comunidades y altos cargos del partido popular, tuve como hilo argumental que fue un vídeo que llegó tarde y claramente se reprochó que sólo se preocupen de los problemas así en Elecciones.

Al final la conclusión que en general se sacó por los protagonistas así como por los analistas fue que los gobernantes deben sentarse a negociar y hablar sobre el asunto, porque sino al final serán los ciudadanos los que saldrán perjudicados.

Además los protagonistas resaltaban la multiplicación por tres del independentismo en los últimos años. Según algunos intervinientes este aumento se debe a que se sintieron maltratados con los “NO” constante y los reproches desde Madrid. Son varias las protagonistas las que afirmaron que eran nacionalistas pero no independentistas, pero por culpa de la mala gestión de este asunto social, así como por los reproches desde Madrid han acabado siendo independentistas.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más