Con apenas media hora de diferencia, uno en una de las plazas más populares de Las Palmas de Gran Canaria, con un público armado con globos de color violeta, y otro en el Instituto de Ferias y Congresos de la ciudad, con unos fieles militantes ataviados con pancartas azules. Pablo Iglesias y Mariano Rajoy visitaron la isla de Gran Canaria el mismo día, el pasado jueves 10, y se dirigieron a las votantes prácticamente a la misma hora.

Anuncios
Anuncios

No se cruzaron por tanto, ni dieron posibilidad a los canarios de acudir y comparar los dos mítines, pero ambos llenaron los espacios elegidos para sus charlas y fueron arropados por un público efusivo y entregado. Pocos indecisos y muchas personas convencidas que gritaron con igual pasión el 'Sí se puede' que el 'Presidente, presidente'.

El presente y futuro de las Islas Canarias fue obviamente uno de los puntos que ambos cabeza de partido trataron.

Anuncios

Vamos a seguir apoyando las infraestructuras en Canarias, y vamos a garantizar y a mejorar el régimen de ayudas que aseguran la conectividad del archipiélago, osea, que el transporte de viajeros y de mercancías por avión y marítimo tengan el coste justo y adecuado para los ciudadanos de Canarias”, prometió el candidato del Partido Popular, que además ironizó preguntando: “¿Qué sabrán algunos del régimen fiscal de Canarias, qué sabrán?”.

¡No te pierdas las últimas noticias!
Haz clic en el tema que más te interese y te mantendremos al corriente con aquellas noticias que no debes perderte.
Podemos

Por su parte, el líder de Podemos prometió una España en la que “no valgan más unas regiones que otras”. Dijo sí a las políticas de impulso al turismo, “pero no para que vengan a maltratan a esta tierra”, sino desde la perspectiva de “la diversidad y la pluralidad”.

“Lo que pasó en España en los últimos cuatro años -continuó Rajoy su discurso- no lo vamos a repetir porque no tiene mucho sentido. Cuando llegamos al Gobierno, todo el mundo hablaba de lo mismo; España era un país en quiebra, que iba a ser rescatada por las instituciones europeas como Grecia; España era el enfermo de Europa, iba a liquidar la moneda única europea; en España había decrecimiento económico y recesión, y cada día 1.500 españoles perdían su puesto de trabajo.

Del futuro ni se hablaba porque no se veía. Eso era lo que había en España en el año 2012. Luego vino una etapa muy difícil: reformas todo los días, problemas, huelgas, y ningún apoyo de la oposición en los momentos más difíciles para nuestro país, por parte de aquellos que con su gestión habían generado la crisis más importante”.

Por su parte, el candidato de Podemos preguntó al público acerca de la gestión llevada a cabo por la Presidencia del Gobierno.

Anuncios

“¿Qué es lo que han hecho ustedes?”, cuestionó de manera retórica, asegurando que él quiere “dar la cara” por España, no “forrarse como han hecho otros de su partido”. Asimismo, Pablo Iglesias enumeró los motivos por los que quiere ganar las Elecciones del próximo 20D: “Yo quiero ser presidente para que no haya un recorte del 33% en políticas de promoción de la igualdad; yo quiero ser presidente, señor Rajoy, para acabar con una ley Montoro que ha dejado sin competencias a los ayuntamientos, que son las administraciones que tienen la capacidad y los servicios sociales para atender a las mujeres”.

Anuncios

Si bien Rajoy defendió en su discurso que el PP “no es el producto de una operación de marketing ni de una tertulia de televisión”, sino del “esfuerzo de mucha gente”, Iglesias y todo su equipo hicieron uso de “las sonrisas” como escudo ante los retos.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más